La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Nicolás Abrew - nicolasaq@elcolombiano.com.co

La coordinación entre las autoridades minero-energéticas y ambientales empieza dar frutos. Luego de una discusión entre las partes, se logró eliminar las solicitudes de permisos para hacer cambios menores en los proyectos petroleros.

De esta manera quienes requieren hacer leves ajustes en la infraestructura u otras medidas no tendrán que contar con el aval de las autoridades ambientales, que se estaban demorando hasta ocho meses en responderle a los interesados.

Así quedó establecido en la resolución 755 del primero de agosto que expidió la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

“Los cambios menores son actividades de la industria, en este caso de hidrocarburos y de energía, que no tienen un impacto adicional al que ya está previsto o que ya está identificado en el estudio de impacto ambiental y que no utilizan recursos nuevos para la realización”, afirmó Luz Helena Sarmiento, directora de la Anla.

La funcionaria explicó que “las empresas tenían que ir a preguntar si ese era un cambio menor o no, entonces, al definirlos, digamos ese proceso y mientras nosotros contestábamos eran seis meses u ocho meses o más, donde esa actividad no se podía hacer y son actividades que para el tema medio ambiental no tenían impacto grande”.

Se prevé que esta medida va a reducir en un 40% las solicitudes de aspectos que no son determinantes en el tema ambiental, pero en el de desarrollo sí. Adicionalmente, se liberarán recursos, personal y tiempo en una entidad que tiene una relación directa con las locomotoras del presidente Juan Manuel Santos.

“Esto lo que nos va a permitir a la Autoridad es concentrarnos y centrarnos en lo más importante que es el seguimiento y en licenciar y hacer modificaciones de las actividades que realmente sí pueden ocasionar un impacto grande. Entonces, estamos en un tema de eficiencia, en un tema de eficacia y de pertinencia”, agregó Sarmiento.

Los avances en la Anla no solo se presentan en materia de hidrocarburos, en infraestructura hay buenas noticias en los proyectos de la cuarta generación de concesiones de la Agencia Nacional de Infraestructura, toda vez que en ellos están garantizados los procesos ambientales desde la estructuración de las licitaciones.

“En el sector de infraestructura, no tenemos atraso. Habíamos empezado con un 90% de atraso y con algo adicional el año pasado, en 2011 y 2012, las solicitudes de licenciamiento eran muy pocas. Ni siquiera se ha duplicado, se ha incrementado casi en un 400% las solicitudes y estamos prácticamente al día”.

“Licenciamiento ambiental se ha modernizado”
Sobre las quejas por la demora en el licenciamiento ambiental, el ministro de Ambiente, Juan Gabriel Uribe resaltó que se ha avanzado en estos 2 últimos años en un 78% a través de un mecanismo mucho más moderno que incluye una ventanilla con conectividad a Internet y un sistema georeferenciado de licenciamiento de líneas de energía o de infraestructura de carreteras. “Hemos tenido cuellos de botellas, pero hemos tratado de solucionarlos con nuestros Comités Conjuntos como el que se tiene con la ministra de Transporte, y hemos logrado conciliar y avanzar en ese tema”, dijo el funcionario. Resaltó además la relevancia que se le ha dado a las más de 10 millones de hectáreas de zonas protegidas que hay en el país.

Las opiniones 

Juan Gabriel Uribe
Ministro de Ambiente

“Hay cuellos de botella, pero estamos produciendo planes de choque que vamos a llevar al Conpes, y seguir trabajando fuertemente en el licenciamiento para avanzar mucho más”.

Federico Renjifo
Ministro de Minas y Energía

“Esta resolución es una buena noticia para las empresas petroleras porque ya no tienen que pedir permiso para realizar obras menores que no afectan el ambiente”.