Suceso se generó a raíz de las fuertes lluvias en la zona. El Invías ya trabaja en el despeje del corredor

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Luego de un deslizamiento de tierra que se generó ayer en la vía Medellín - Bogotá, en el kilómetro 73 en el tramo Santuario-Caño Alegre, hoy se generó otro derrumbe en la zona, lo que derivó en un cierre total en la vía.

El suceso se presentó a raíz de las fuertes lluvias que en los últimos días se han generado en este sector de Antioquia, y según reportó la Policía de Tránsito de este departamento, en la zona ya se encuentra personas del Instituto Nacional de Vías (Invías) para coordinar labores de mantenimiento en el corredor.

"Una vez las condiciones de seguridad y de visibilidad lo permitan, se podrá valorar la magnitud del derrumbe. Se recomienda tomar vías alternas", informó Invías. Se estima que las obras de reapertura podrían demorar dos días.