.
ENERGÍA "Dejé constancia de que estaba renunciando por no resistir la decisión del alcalde Quintero"
martes, 2 de febrero de 2021

El saliente gerente general de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, se refirió a sus disputas con el alcalde de Medellín, Daniel Quintero

Investigaciones LR/LA FM

El hasta ayer gerente de EPM, Álvaro Guillermo Rendón, se refirió en diálogo con La FM a su salida de la compañía por decisión de la junta directiva, y explicó que en los primeros días de enero el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, le dijo que su tarea estaba concluida, sin ponderar los resultados logrados, como los avances de Hidroituango y la operación de Afinia en la Costa Caribe.

¿Cómo se da su salida?

Nos reunimos los primeros días de enero para dar la bienvenida al año, y al finalizar me dice: "creo que tu tarea terminó, quisiera que te hagas a un lado. Busquemos un mecanismo, te vas a unas vacaciones sin retorno, tomas una licencia o renuncias, pero necesito que me pongas en libertad". Me quedé absorto, le dije que él mismo no estaba ponderando nuestros resultados en todas las actividades: en Hidroituango estamos en 86% y en 90% generamos, hay que ver los resultados que está entregando Caribe, logramos reducir en 20% la suspensión de servicio, subimos el recaudo de 75% a 88%, y cerramos el año con los balances en crecimiento, hicimos un presupuesto de $19,2 billones y tenemos una caja de casi $7 billones, entonces no entiendo.

Sin embargo, el alcalde dijo: "quiero poner una persona que me ponga más atención, que me siga más, y que no me limite tanto mis posibilidades al interior de la empresa", entonces, al ser ese un tema mayor, le recordé que cuando me posesioné le dije que lo haría conforme a la ley, los principios de gobierno corporativo y el programa, y con defensa de la cultura sindical de EPM. Entonces, que si creía que tenía que hacer algo pasando esa línea, pues no seré el gerente.

Eso ya se lo había expresado el año pasado en tal vez seis ocasiones, cuando presenté la renuncia porque intentó hablarme de temas que podían pasar esa línea, y al contenerlo se generó un desgaste en la relación, y entendí que fue eso lo que lo condujo.

¿Qué cambia, o por qué sus seis renuncias, y ahora le sorprende que el alcalde le dice que se vaya?

El año pasado, todos sabemos que EPM vivió una situación muy difícil por la salida intempestiva de los miembros de la junta, y nos tocó aplicarnos a resolver la situación de turbulencia y contener a los mercados internacionales. Estábamos en medio de una situación difícil, y cada que el alcalde me decía una cosa de estas pensábamos en la situación de crisis. Pero ahora que me lo propone, cuando cerramos un año con los datos que acabo de dar, pues podía pensar que había un reclamo a título personal, que no había, pero yo no le resistí esa discusión. Le recordé que es el alcalde, que tiene unas atribuciones legales y constitucionales y puede proceder, pero le dije que es muy importante que se lleve esto con el debido método, porque separar un gerente de una entidad que está en el mercado de capitales es muy sensible.

¿Es verdad que la junta ya le había pedido retirarse de su puesto?

No, de manera alguna, hasta ayer lo pudieron considerar porque yo mismo la convoqué para eso. Hubo un documento del domingo pasado en el que le pedí al alcalde que citara a la junta de manera extraordinaria para que considerara mi renuncia. Ella no es la que la considera, no tiene la competencia porque es el alcalde, pero por respeto al gobierno corporativo y la exposición que hay ante los públicos objetivos, le pedí que lo habláramos en la junta directiva y tomáramos la decisión de forma tranquila.

Lo primero que hice fue renunciarle, y dejé constancia en las actas de que estaba renunciando por no resistir la decisión del alcalde, lo que sorprende después es que me notifiquen la insubsistencia, es algo que todavía no me he podido explicar.

¿Es cierto que dos puntos hicieron que la tensión se pusiera más fuerte? Hablo de la contratación por parte de la empresa de un bufete de abogados por cerca de $1.000 millones, y el cambio societario de parte de la empresa, que correspondía inicialmente a Camargo Correa y terminó siendo de otra empresa.

Empiezo por el último, porque es un tema que terminó ayer de confeccionarse y hay un documento, confeccionado por Camargo Correa y EPM, para resolver de fondo ese hecho. El documento ya está revisado por la junta y debe firmarse hoy. En 2018, antes de la contingencia de abril, Camargo Correa había intentado hacer esa escisión, y ellos tienen el deber de notificar a EPM, y lo hicieron, pero EPM no contestó. Como pasó tanto tiempo y la contingencia, eso se quedó guardado, y ahora volvieron sobre la adenda 39 e incorporaron el cambio asumiendo que EPM lo había aceptado. Realmente hicimos la claridad de que no estaba aceptado y había que volver a las mismas partes anteriores por no haber consentimiento, y ellos lo hicieron tranquilamente. Ahí no hay ninguna irresponsabilidad mía que sustente mi salida.

¿Qué pasó con el contrato en el que varios de sus vicepresidentes presionaron, y que hoy está en la Procuraduría?

Este es un contrato de operación comercial por valor de $350.000 millones. Surtió todos los trámites, venía desde antes de mi posesión, y se perfeccionó justo este año. ¿Qué pasó? Cuando llega a mi firma, sale con una recomendación del comité de contratación de que firme. Yo no participo en ese comité, pero vi que venía con presión para que firmara, y me puse a revisarlo e hice preguntas, siendo una que 75% se iba a gastar en nómina y 25% en compra de equipos. Equipos que venía comprando EPM año tras año y que no habían perdido valor ni se habían dado de baja, por lo que pregunté qué pasaba con esos, y la respuesta fue insatisfactoria. Esa pregunta la tienen que hacer los órganos de control y, para no comprometer la responsabilidad de ninguno, usé el control preventivo de la Contraloría y la Procuraduría, y así se fue.

¿A quién beneficiaba ese contrato?

No me acuerdo cuál es el nombre de la firma, creo Infomega. Ellos son proveedores estratégicos de la organización hace tiempo, pero me pareció pertinente hacer la observación. Si sale bien la evaluación de los órganos de control, seguramente la nueva gerente lo debe firmar.

¿Ha sido amenazado de muerte?

Me hicieron un hostigamiento mientras la investigación interna por la conciliación, no uno sino varios, a mí y a mi vicepresidente jurídico, y lo pusimos en conocimiento de las autoridades pero no sé cómo avanza esa investigación.

¿La secretaria privada del alcalde, María Camila Villamizar, se convirtió la piedra en su zapato?

Sí. Yo desde el principio le dije al alcalde que me recibía la gerencia conforme a la ley, los principios, el gobierno corporativo, su programa y la defensa de la organización sindical. Eso le puso talanqueras al alcalde para expresarse ante la organización, como debe ser, y cuando lo intentó fue que se generaron las renuncias que mencioné.

Ese no constante fue debilitando la relación, y lo que hizo el alcalde fue buscar permearla a través de la secretaria Villamizar. La llevó, primero, a que lo acompañara en todas las juntas directivas, y luego propuso que fuera también a los comités. Por esa vía, ella logró introducirse en la organización y conversar directamente con los vicepresidentes y dando órdenes, interfiriendo en mis reuniones privadas, postulando nombres para cargos.

Esa situación me llevó a plantearle al alcalde que estaba molesto con el tema, porque yo estaba con dos vicepresidentes actuantes: Daniel Arango y Dario Amar, que le servían de séquito para ello, y por eso me tocó protestar esa falta de respeto, porque esta organización tiene autonomía y reglas de gobierno corporativo que cumplir. Él reaccionó en respaldo de ella, y eso profundizó la crisis.

¿Tuvo que ver el contrato con Jaime Granados por $1.000 millones en la mala relación con el alcalde?

No, para nada. Entre mis manifestaciones a la organización a mi llegada, es que había más riesgos jurídicos que técnicos, porque una medida cautelar que nos pongan paraliza Hidroituango, que sería gravísimo, hay jueces de garantías conociendo solicitudes de las comunidades, y él ha tenido que resolver esas situaciones, con su experiencia.

¿El alcalde le pidió hacer algo irregular?

Nunca. Creo que tampoco lo haría por su formación o principios, pero sí sus deseos de expresarse mejor en EPM, y eso tiene linderos y tuve que recordárselo. Le dije que si sacábamos adelante Hidroituango con defensa de esa autonomía era un resultado de su gestión por Medellín.

¿En qué estado está Afinia, se quiere politizar?

La señora Villamizar postuló hojas de vida en nombre del alcalde para que fueran tenidas en cuenta en procesos de selección en Afinia y suspendió dos procesos de contratación que estaban concluidos, por recomendación de un miembro de junta, el señor Arango al que me referí, dieron la orden de parar procesos, que es una labor de la gerente de la filial.

Reaccionamos, paramos eso y estamos defendiendo los procesos, no le prestamos atención a ese tipo de sugerencia, entonces allá no ha entrado la politiquería. La gerente tiene mucho valor, mucho pulso, y ella es la que ha reaccionado para evitar la politización de Afinia. El país y la región Caribe pueden tener esa tranquilidad.

Si el problema era de diferencias por posibles escaramuzas de politiquería entrando a EPM, ¿cómo se soluciona en adelante?

La doctora Mónica Ruíz, que es una excelente funcionaria, tenía en su área el nuevo modelo de gobierno corporativo, que se está estudiando a petición del BID. Creo que es la persona indicada para que profundice y lo vuelva una cultura, sensibilice a la junta, que a mi juicio debe profundizar su independencia, y ganamos todos.

¿Calificaría sus diferencias con el alcalde como intentos de entrada de politiquería?

No. Su línea política camina por el lado de Hidroituango, él le da un valor especial a EPM e incluso una vez me dijo que su sueño era ser gerente de la empresa. Tuvo la oportunidad de participar más activamente en las decisiones de la organización, y creo que pudo pasar por alto algunas cosas que alguien le tiene que decir que son peligrosas, en la medida que se violan principios de autonomía, pero no le veo voluntad de allanar o tomarse por asalto la organización por otros fines, sino el deseo de apropiarse más de lo que allí sucede.

MÁS DE ECONOMÍA

Hacienda 03/03/2021 Reformas en política tributaria, pensional, laboral y social que propone Fedesarrollo

Piden establecer gradualmente una tarifa de 8% de IVA sobre bienes y servicios que están exentos, excluidos o gravados con 5%

Hacienda 04/03/2021 El Ministerio de Hacienda busca recaudar $15 billones en la próxima reforma tributaria

Según las estimaciones del plan financiero de 2021, la economía colombiana crecería 5% en 2021 y la inflación llegaría a 2,4%

Industria 05/03/2021 Así ha sido la infraestructura que han necesitado las vacunas contra el covid-19

Uno de los retos logísticos más grandes que ha enfrentado el país es el de recibir las dosis del exterior, almacenarlas y distribuirlas

MÁS ECONOMÍA