El Ministro de Comercio e Industria señaló que para elegir los sectores que operarán de nuevo se analizó el riesgo de contagio

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Hoy comienza la reactivación de dos importantes sectores de la economía: la construcción y la manufactura. Si bien esta decisión ha despertado algunas opiniones en contra y a favor, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, aclaró en entrevista con LR la importancia de empezar a darle el lugar a estos dos rubros, que en conjunto representan alrededor de 17% del PIB. El jefe de la cartera resaltó los retos que tienen y la importancia del teletrabajo en cada uno de ellos.

¿Cómo se tomó la decisión de reactivar esos dos sectores?
Hemos hecho una evaluación en detalle de las cifras en materia de salud, porque el primer propósito es garantizar la salud de los trabajadores. A partir de allí, se hace un análisis subsectorial. En cada uno de ellos analizamos su riesgo de contagio, tuvimos acceso a indicadores de riesgo en salud, y con todo esto tuvimos una primera valoración. Después entramos a evaluar cuáles eran los sectores estratégicos para sostener condiciones de vida mínimas, y allí evaluamos cuáles eran las características, luego analizamos indicadores de tecnología y comunicación de esos subsectores para ver en qué proporción era posible el uso del teletrabajo, con base en eso se llega a una lista de distintos subsectores de la economía.

LOS CONTRASTES

  • Julián DomínguezPresidente de Confecámaras

    “Las cámaras también están brindando apoyo en provisión de insumos y capacitación para adecuar sus modelos de negocios a la nueva realidad que ha traído la emergencia”.

¿Cuáles son los subsectores que tendrán prioridad?
No es que se reabra la industria manufacturera. Hoy hay siete subsectores de la industria en operación, porque satisfacen necesidades básicas de los colombianos como alimentos; bebidas; refinación de petróleos; farmacéuticos; entre otros, esto ya está. Lo que se hace es que se agregan nueve subsectores entre los que están productos textiles; calzado; fabricación de madera; fabricación de aparatos, y equipo eléctrico, entre otros más, y también se quedan por fuera ocho subsectores de la industria manufacturera como los productos de tabaco; fabricación de productos informáticos y otros más.

¿Cuánto aportan a la economía estos dos sectores?
El sector de industria manufacturera es 10,5% del PIB y aporta entre punto dos y punto tres puntos porcentuales al crecimiento del país, así como el sector de la construcción aporta 6,3% del PIB.

¿Está de acuerdo con la premisa de que la reactivación de estos dos sectores traería problemas en el transporte masivo de las ciudades?
En los temas de transporte masivo hay un criterio y es garantizar que el uso no sea superior a 35%, y eso es un criterio central. Es importante decir que cuando hablamos de la industria manufacturera los trabajadores que ya están son más o menos 180.000 trabajadores, a eso se suman 280.000 trabajadores, pero hay varios supuestos que hay que considerar y es que de estos 280.000 hay aproximadamente 6% que van a utilizar teletrabajo, por lo que quedan unos 260.000 trabajadores y la mayoría de estas empresas no van a salir a operar porque no hay mucha demanda.

¿Qué otros sectores siguen en fila para reactivarse?
En un proceso de aislamiento está claro que las únicas acciones son las que señalé. Se va a permitir que arranquen y para que los alcaldes decidan la forma cómo se va a cumplir y presentar los protocolos que ha definido el Ministerio de Salud, evitando la aglomeración y generando el distanciamiento suficiente. El resto de sectores no están permitidos, para poder autorizar un sector hay que partir del principio de proteger vidas humanas, esto estará asociado a tener claro cuál es la evolución de los índices de infección, y de la capacidad que tiene el sistema hospitalario en el país.