sábado, 20 de agosto de 2016
  • Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

Este es el caso de Fenavi; Asoporcicultores; Fedearroz; Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Fedepalma, Fedecacao y la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura) que han demostrado destacados resultados en los diferentes indicadores. 

Al detallar caso por caso se puede identificar a Fenavi, que en 33 años de historia ha logrado llevar la industria avícola estándares destacados. Andrés Valencia, presidente de Federación, comentó que “el sector se ha reinventado desde hace 15 años para consolidarse en el mercado, ser competitivos y mejorar en aprovechar la apertura comercial. Pero hay que mejorar en el gran problema que tiene el campo colombiano, que son los bienes públicos”.

En estos momentos el gremio maneja a 400 empresas que representan 80% de la producción. Además, el fondo parafiscal administra recursos por $15.659 millones, que en su mayoría están enfocados al fomento del pollo y huevo y a la investigación.

El caso de Asoporcicultores no es muy diferente. Esta agremiación cuenta con 500 productores representados y la cuenta parafiscal es una de las más sólidas con $19.725 millones, destinados al consumo e investigación de la carne de cerdo.

Carlos Maya, presidente de la entidad, aseguró que todavía habían varios retos por superar, pero un aspecto importante es “mejorar los sistemas de trasabilidad y el comercio exterior”.

La Federación Nacional de Cafeteros, FNC, no se queda atrás, porque con la elección del nuevo gerente hace un año, Roberto Vélez, la unidad en el sector volvió a recuperarse de las divisiones que se mantenían en el gremio. La FNC con más de 563.000 cafeteros representados, está enfilando sus apuestas a volver a tener el liderazgo nacional e internacional.

Vélez como gerente dijo que “la unidad ha sido una de las banderas del gremio desde que fui nombrado por unanimidad”.

Fedecacao, Fedearroz y Fedepalma son otros casos de éxito, ya que en estos últimos años se ha destacado la forma de hacer negocios y ser protagonistas en el posconflicto.

Jens Mesa, presidente ejecutivo de Fedepalma, comentó que “la palma estaba logrando penetrar las zonas de conflicto con nuevas soluciones empresariales, como en los Llanos y en el Nororiente colombiano”.

Esto no quiere decir que los demás gremios no tengan los mejores resultados. Pero, si se quiere hablar de crisis gremial en el agro, hay que destacar tres casos en los que se han puesto en duda estas figuras. 

El primero tiene que ver con los pecados y problemas que ha tenido a lo largo de su historia Fedegan. El gremio ganadero surgió en 1963 ha sido vinculado con paramilitarismo, problemas de representación y vacunas, y en este año la liquidación del Fondo Nacional del Ganado.

En este caso varios críticos han rechazado la forma de actuar de este gremio, entre ellos exministros de Agricultura, expertos y los mismos ganaderos. 

En los últimos meses, Alfredo García, presidente de Ganacor, ha liderado las batallas en contra de Fedegan, tanto que en estos momentos está conformando un nuevo gremio para disputarle la titularidad. “Fedegan no respetó a los ganaderos desde que entró en política nos dejó de representar”, afirmó.

Otro de los problemas que se han presentado en los gremios del agro fue el de los azucareros con el control de precios. En este caso lo que se conoció por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) fue una sanción a Asocaña, Ciamsa, Dicsa y a 12 ingenios azucareros por “cartelización empresarial”, luego de haber incurrido en “obstruir o restringir importaciones de azúcar a Colombia”, entre otras cosas.

Y el tercer caso, más que un problema es un reto por superar, y tiene que ver con el vacío que dejó Rafael Mejía en la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), entidad que ahora deberá escoger al mejor representante para este cargo de cara al posconflicto.

¿Y las otras asociaciones cómo han trabajado?
En Colombia hay 13 gremios que administran fondos parafiscales, teniendo en cuenta que el Ministerio de Agricultura tiene a su mando el Fondo Nacional del Ganado. Todos estos gremios manejan $426.466 millones. Agrupaciones como Asohofrucol, Fedepanela, Fenalce, Fedepapa y otros más llevan varios años consolidándose entre los productores del agro, cada una con una cuenta parafiscal, con la que destinan los recursos para promoción de actividades agrícolas, investigación e incentivos al cooperativismo. Aunque están en deuda de ser grandes jugadores por el desarrollo del agro.

Las opiniones

Roberto Vélez
Presidente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia
“En el posconflicto debemos apostarle a mejorar las condiciones en el campo. En la caficultura esperamos incluir maquinaria que nos ayude a mejorar la producción”.

Rubén Darío Lizarralde
Exministro de Agricultura
“El agro colombiano necesita un fortalecimiento de diferentes instituciones, más de los privados que deben velar por los intereses de los productores”.