El barómetro petrolero 2020 mostró que las personas dejaron de considerar al sector como un jalonador de empleo y progreso

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La crisis causada por el covid-19, los bajos precios del petróleo y la débil demanda del crudo que empezó al final del primer trimestre del año tiene en jaque a las cuentas de la industria y una menor capacidad para saldar saldos vencidos que hay en la cuenta corriente.

Sin embargo, esta es solo una radiografía macro del panorama completo, pues la firma Jaime Arteaga & Asociados (Ja&a) entregó en el marco del Congreso ‘Colombia Genera’ que realiza la Andi, la segunda entrega del barómetro petrolero, un indicador que muestra la percepción de la industria del crudo y de gas entre los ciudadanos.

En esta se encontró que, aunque un porcentaje muy mínimo (5%) de personas creen que el sector petrolero y de gas ayudan a recuperar la economía, lo cierto es que seis de cada 10, es decir 60%, manifestó estar de acuerdo con que se aumenten las operaciones petroleras para contribuir a la reactivación.

Ante este resultado, Jaime Arteaga, director de la firma, aseguró que “es aquí en donde las empresas deben involucrarse y esforzarse por visibilizar su compromiso con el desarrollo de las regiones, demostrar que son un sector vital para la economía”.

Así mismo, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, resaltó que el sector energético es decisivo para la economía, “tenemos que apoyar al sector, en medio de la responsabilidad social y ambiental”.

No obstante, la encuesta mostró que en un año la percepción positiva del sector ha caído, y las cifras lo demuestran, pues mientras que en 2019, 24% de las personas creían que el sector petrolero y de gas era el que más generaba empleo, hoy esa percepción bajo hasta 14%, lo mismo pasó con la pregunta de si es el que más genera progreso, cuyo valor terminó el año pasado en 23% y en 2019 va en 16%.

En este punto, Arteaga reiteró que, aunque los resultados puede que sean coyunturales, demuestran que las industrias deben generar desarrollo sostenible en las áreas donde operan y velar porque estas no dependan exclusivamente por su explotación.

Durante el evento, el ministro de Minas, Diego Mesa, apuntó que el sector sí será clave en la reactivación con 33 proyectos por más de $36 billones que generarán empleo y transición energética a las comunidades del territorio.

Otro dato relevante que evidenció el barómetro petrolero fue el de las regalías, pues en este se mostró un incremento en la percepción negativa que tienen los ciudadanos sobre hacía donde va el dinero que estas explotaciones dejan en las regiones.

LOS CONTRASTES

  • Jaime Arteaga de BrigardDirector de Jaime Arteaga y Asociados

    “Las empresas deben no sólo cumplir con los aportes de las regalías, sino que deben dedicar mayores esfuerzos a enfrentar la corrupción y velar por una mejor inversión de estos recursos”.

Según las cifras, mientras que en 2019, 37% de las personas incluidas en la encuesta, creían que el dinero iba hacía actividades corruptas, hoy en día esta creció hasta 43%, es decir, se incrementó seis puntos porcentuales en solo un año.

Por otro lado, el inicio de los pilotos de fracking ya son una realidad, y se espera que en noviembre se adjudiquen los proyectos. En la encuesta, resalta que ante el avance que ya tienen estos, aumenta la cantidad de personas que cree que estas actividades deben realizarse, mientras que en 2019 solo 22% estaba convencida de ello, hoy ya suma 30%.

Arteaga agregó que debe haber más pedagogía en este tema, ya que la opinión se basa en desconocimiento generalizado.

Más de 50% de las personas cree que el fracking acaba con las fuentes hídricas
La encuesta que es tomada a 1.393 personas, de las cuales 681 pertenecen a regiones mineras y 712 a no mineras, muestra que, en total, más de 50% piensa que los pilotos de fracking podría acabar con el agua, e incluso producir aguas residuales y contaminantes. Sin embargo, Jaime Arteaga resalta que esta es una de las razones por las que la industria debe hacer estrategias para lograr una mejor divulgación de cómo funciona la industria.