El Gobierno nuevamente hizo un llamado a que las personas compren con más calma, aún en tiempo de cuarentena

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Mediante fotos o videos, en Twitter se hizo viral la información de que un nutrido grupo de personas se concentró el fin de semana pasado en los alrededores de Corabastos haciendo compras nerviosas. El hecho se dio luego de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunciara que desde el viernes 20 empezaría un simulacro de aislamiento preventivo, por los que muchos optaron por ir a buscar sus alimentos.

Esa central no fue la única que experimentó tal panorama, Coordinación Agropecuaria reportó que por lo menos en 15 plazas de gran tamaño pasaba lo mismo, y Fenalco, incluso, registró que los comerciantes estaban recibiendo un aumento anormal de personas en sus locales por el pánico.

Por esto, LR comparó los precios de los alimentos entre las semanas del 9 al 14 de marzo y del 16 al 20 de marzo, los cuales reportó el Dane a través del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa). Lo primero que llama la atención es que algunos productos marcaron alzas de más de 30%. En una semana, la naranja subió 36%, la cebolla cabezona 35%, las acelgas 32%, papa pastusa 23% y la criolla 19%. (Ver gráfico).

La más afectada por la fuerte demanda fue la naranja, que cerró el 20 de marzo en $1.358 el kilo, y siete días atrás el promedio nacional estaba en poco más de $1.000; para un alza de 36%. “Esto fue efecto de que en las ciudades principalmente, la naranja es muy buscada para el jugo casero, así que pese a que no se llegó a un desabastecimiento, el hecho de que en un solo día se buscara mucha naranja, elevó su precio”, explicó el coordinador de tarifas de Corabastos, Pedro Triviño.

Y aquí hay otro punto importante, ese promedio nacional es el valor en centrales de abastos y plazas de mercado, pero el analista de Coordinación Agropecuaria, Sergio López, explicó que “claramente los precios se incrementan aún más entre minoristas y hasta grandes superficies, por lo que fácilmente un valor de salida de naranja en Bogotá se podía conseguir en $1.723 el kilo, pero en otros puntos más cercanos al consumidor de a pie, este podría llegar hasta $3.000 o $4.000. Por eso hubo varias quejas de las personas a nivel general la semana pasada de que la comida estaba cara”.


El Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, dijo que hubo casos con productos como la cebolla, en el que los comerciantes estaban aprovechando la alta demanda para elevar los precios “identificamos estos puntos y los responsables fueron llevados a las autoridades, en las centrales seguiremos viendo que no se repita esto que al final del día termina afectando el bolsillo de todos”.

Y en efecto, esto se tradujo en que la cebolla cabezona pasara de cerrar la segunda semana de marzo en un promedio de $850 el kilo a $1.150 al 20 de este mes. “Y estamos hablando que normalmente son cambios que no se darían tanto, especialmente, porque venimos de una temporada fuerte de cosechas, pese a lo que ocurrió en enero y febrero por heladas”, agregó Triviño.

No habrá desabastecimiento
El ministro de Agricultura, Rodolfo Zea Navarro, aseguró que el Gobierno Nacional no va a permitir el desabastecimiento de alimentos durante la etapa del aislamiento preventivo y reiteró su llamado a la ciudadanía para que tengan tranquilidad y sean racionales al realizar sus compras.

“Comida hay y seguirá habiendo. De ninguna manera, en el Gobierno vamos a permitir que falte el alimento a los colombianos. Pero también es importante que al comprar se haga de manera responsable”, resaltó Zea. Y es que ya se evidenció, que la alta demanda en menos de un día es lo que ocasiona disparos en el precio de los alimentos.

LOS CONTRASTES

  • María Camila VélezGerente comercial de Uniban

    “Estos días hemos visto que pese a dificultades en el transporte, la prioridad siga siendo que las personas encuentren frutas en el supermercado sin problema alguno”.

Incluso, por cuenta de lo anterior, la Superintendencia de Industria y Comercio, habilitó en iOS y Android la ‘AppPqrfs’, en la que los ciudadanos podrán denunciar las alzas desmesuradas de los alimentos no solo en las centrales de abastos sino en los comercios.

Compromiso del sector privado con el abastecimiento 
Gremios garantizan el abastecimiento de alimentos en todas las regiones
El presidente de la SAC, Jorge Bedoya, dijo que “se empezó a trabajar desde hace varios días con los líderes gremiales porque, en el campo se sigue produciendo”. Algunas empresas de diferentes sectores como la antioqueña Uniban, dijeron que pese a que hay un compromiso a nivel internacional, Colombia es la prioridad. “No queremos que haya un desabastecimiento en ningún supermercado, seguimos despachando banano, plátano y piña”, destacó la gerente comercial de la empresa, María Camila Vélez.