Tener los sistemas de inventario que acaten lo requerido por la Dian es una de las preocupaciones de los empresarios

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Uno de los momentos más esperados por el comercio y los ciudadanos, en medio de la actual crisis económica, son los días sin IVA. El primero de estos se llevará a cabo este viernes 19 de junio y la expectativa pasa porque, según el director de la Dian, José Andrés Romero, estas tres fechas podrían mover hasta $2,5 billones.

Aunque son muchas las expectativas por la idea de que esto será un dinamizador de la economía en plena pandemia, lo cierto es que muchos comercios creen que no podrán participar en de la primera jornada.

Las razones tienen que ver con dos temas puntuales: la falta de parametrización en los sistemas de inventario y la ralentización de la puesta en marcha del comercio en algunas ciudades importantes para la economía como Cali, Barranquilla y Bogotá.

Sobre el primer punto, el presidente de Fenalco, Jaime Cabal, fue enfático en decir que para muchos comercios no será sencillo, y en muchos casos será imposible cumplir con los requisitos para participar del primer día sin IVA. Esto, a raíz de que tener parametrizados los sistemas que tienen que ver con el inventario fue muy difícil en tiempos de cierre total.

Una de las limitaciones que acompaña al Decreto 682 de 2020, que establece la exención del tributo, es que los comercios deben demostrar a la Dian cuántos artículos de los bienes exentos fueron comprados, y de no hacerlo, o de saltarse la regla, podrían ser sancionados, por lo que muchos empresarios preferirán no hacer parte de esta estrategia de reactivación.

LOS CONTRASTES

  • Jaime Alberto CabalPresidente de Fenalco

    “Los comercios se están preparando en cuanto al aforo, porque como es limitado, entonces deben trabajar en cómo se hace una atención fluida para que haya una rotación de gente”.

  • Maria Fernanda QuiñonesPresidente Ejecutiva de la Cámara de Comercio Electrónico

    “Durante la pandemia los colombianos han recurrido masivamente al comercio electrónico como alternativa para satisfacer sus necesidades, y las empresas lo han visto como una oportunidad”.

Para que una compañía participe en el día sin IVA no debe presentar antes a la Dian el funcionamiento de su sistema, sin embargo, las posibles multas y sanciones sí generan dudas entre los comerciantes.

“Hay que hacer un montaje de sistemas para que esto funcione”, explicó Cabal, quien resaltó que, si bien no es un obstáculo, pues está de acuerdo con la política establecida por el Gobierno, sí genera controversias, pues muchos de los comercios no tienen ni siquiera para pagar su nómina, lo que impide que puedan alistarse tal y como lo pide el Gobierno Nacional.

Esto pone en una encrucijada al sector, pues mientras que estuvo completamente cerrado las pérdidas diarias llegaban a $270.000 millones, sin embargo, con las aperturas graduales, y los planes piloto que se han hecho en varias ciudades, hoy han las minimizado a $200.000 millones cada día.

Por ello, los cierres del comercio en algunas ciudades, son la otra razón por la que los comerciantes creen que el día sin IVA no impactará mucho, pues algunas capitales no han dado luz verde para el sector con puertas abiertas o se tardaron en hacerlo, a diferencia como sí lo hizo Medellín, zona que, según Cabal, será una de las que más podrá aprovechar de este día sin el impuesto.

Otro punto clave es el del comercio electrónico, canal que el Gobierno ha exaltado para esta fecha. “Durante este día se espera superar el crecimiento de 12% semanal en promedio que viene teniendo el comercio electrónico”, dijo María Fernanda Quiñones, presidente de la Cámara de Comercio Electrónico.