sábado, 12 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Pensar cuál es el perfil del bachiller que necesita Colombia, transformar el currículo y los modelos pedagógicos con el apoyo de los docentes y finalmente reducir las diferencias que encuentran los estudiantes en su paso a la educación superior o formación para el trabajo, son los temas que se trataron en el Foro Educativo Nacional 2013, que reunió en Bogotá a todos los actores de la educación en el país. 

Todo con un propósito: la modernización de la educación media del país, es decir, la que reciben en este momento un millón 334 mil jóvenes de grado décimo y once, sector en el que también se ve la tasa más grande de deserción escolar, según indica Mineducación. 

La polémica 
Experiencias y propuestas de México, Brasil, Argentina y Colombia se pudieron apreciar durante los tres días en el Centro de Convenciones de Compensar. 

De nuevo, se puso en la mesa el tema de crear un grado más dentro de la educación que permita que los jóvenes salgan mejor preparados y a una edad más madura para elegir su camino profesional. 

La Ministra de Educación, María Fernanda Campo, explicó que no es una decisión tomada, pero que en el momento se hace un trabajo con expertos para encontrar en qué espacio sería mejor crear ese nuevo grado: si en el preescolar, la primaria o el grado 12 en la media. 

"Lo socializaremos en el Foro y se debatirá para buscar el consenso con toda la comunidad educativa", precisó la jefe de la cartera, quien agregó que para todo el proceso de modernización se vienen buscando 100 millones de dólares que permitan implementar las políticas públicas que salgan del Foro. 

Uno de sus participantes y quien abrió el ciclo de conferencias fue Juan Manuel Moreno, especialista senior de Educación en el Banco Mundial, quien expresó que "se requiere un nuevo sistema de educación media para cumplir los objetivos del país, mayor cohesión social y aumento de oportunidades". 

Se espera que, ahora que terminó el Foro, aquellas propuestas se hagan realidad, algo que será a largo plazo pero que sería la semilla que cambiaría la manera en que se imparte enseñanza en un país que debe voltear su mirada hacia la educación media.