De acuerdo con la cartera minero - energética, solo en junio se totalizaron 729.905 barriles promedio día

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El cierre temporal de pozos a causa de los bajos precios del petróleo, la emergencia sanitaria y los factores de orden público impulsaron la caída de 8,8% en la producción de crudo en el primer semestre. El Ministerio de Minas y Energía confirmó que en los seis primeros meses del año el país alcanzó 812.927 barriles promedio día, una cifra por debajo de 892.338 del mismo periodo del año pasado.

De acuerdo con la cartera minero - energética, solo en junio se totalizaron 729.905 barriles promedio día. Eso representó no solo una disminución de 0,30% frente a los datos registrados en mayo (732.120 bpd), sino también una caída de 18,1% frente a las cifras de junio de 2019.

Los campos Akacias (Acacías, Meta), Jacana (Villanueva, Casanare), La Cira (Barrancabermeja, Santander), Pauto Sur (Yopal, Casanare) y Yariguí-Cantagallo fueron las zonas que, según el Gobierno, registraron la mayor disminución de producción de crudo en junio.

“La producción de hidrocarburos, y en especial la de gas natural, es una muestra de la importancia de estos sectores para la reactivación sostenible del país. Además, en la etapa pos-pandemia, el sector minero-energético es fundamental para la generación de empleo, inversión y oportunidades para las regiones”, explicó Diego Mesa, ministro de Minas y Energía.

En línea con la situación que vive el sector, se confirmó, además, que la producción comercial de gas también registró una disminución de 1,33% a junio. Esta alcanzó 1.029 millones de pies cúbicos por día (mpcpd) frente a 1.043 mpcpd de 2019.

En contraste con este panorama negativo, la producción de gas en junio logró una recuperación gradual y aumentó 16,7% frente a mayo. “Los campos que registraron un aumento en su producción en junio fueron Cupiagua Sur, Cupiagua (Aguazul, Casanare), Pauto Sur (Yopal, Casanare), Cusiana, Cusiana Norte (Tauramena, Casanare), Chuchupa, Ballena (Manaure, La Guajira), Nelson (Pueblo Nuevo, Córdoba)”, destacaron.

Es de resaltar que solo en este mes se inició la perforación de dos pozos de exploración y nueve pozos de desarrollo en Colombia. De hecho, tal y como confirmó el Ministerio, en lo que va del año son en total 12 pozos exploratorios y 164 de desarrollo.

Carlos Leal, presidente de la junta directiva de Acipet, destacó que estos indicadores son la muestra de la situación que atraviesa el sector. Incluso, advirtió que, “la producción de crudo en el segundo semestre tendrá una leve disminución debido a la declinación normal de los campos y al poco incremento de la producción por la disminución en las campañas de perforación”.

Según el directivo, con las cifras actuales “no se logrará la meta planeada de producción promedio, por lo cual se podrían afectar los ingresos presupuestados de la Nación y las regalías.

Esta proyección va en línea con las cifras que ya se plantea la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que estima que con la coyuntura se alcanzaría hasta un máximo de 15 nuevos pozos exploratorios este año. La razón, según explicó el presidente, Armando Zamora, obedece a que las petroleras aún no han logrado consolidar las nuevas inversiones en los territorios por la incertidumbre de la coyuntura.

Es de resaltar que en un informe de la Asociación Colombiana del Petróleo se advirtió que con la caída en la producción petrolera y la pandemia ya se cerraron por lo menos entre 25 y 30 campos, y un poco más de 390 pozos en todo el territorio nacional.