Fenalco hizo varias propuestas para mejorar la próxima jornada que incluye venta de electrodomésticos solo por e-commerce

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Fenalco entregó los resultados del primer día sin IVA realizado en el país y destacó que  entre cinco y seis millones de colombianos compraron y que las ventas,según datos de la Dian, superaron los $5 billones.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, indicó que hay muchos temas logísticos y de comportamiento ciudadano que ajustar, sin embardó, calificó la jornada como positiva "para el comercio y para la reactivación de la economía y el empleo del país".

En el balance que hizo el gremio resalta que ventas de las siete categorías tuvieron incrementos entre el 35 y el 70%, comparadas con un día normal sin pandemia. Además, las transacciones electrónicas realizadas por todas las redes de pago electrónico, según información estimada por Credibanco, ascendieron a 6 millones, con una variación del 58% respecto al jueves 18.

"En determinadas horas del día las plataformas de comercio electrónico colapsaron debido al exceso de demanda y tráfico. Se movieron 10 veces más, que un día normal: 100.000 personas por hora, en promedio", indicó el Fenalco.

Cabal señaló que los problemas de aglomeraciones que se presentaron en 88 establecimientos, de los 92.000 que fueron habilitados por el Ministerio de Comercio.

Propuestas para la siguiente jornada

Fenalco hizo algunas sugerencias para que el próximo día sin IVA, que es el 3 de julio, sea mejor. Una propuesta es instalar una mesa de trabajo con representantes del Gobierno y los comerciantes para evaluar varios aspectos.

Cabal puso algunas medidas sobre la mesa como que la compra de las categorías de electrodomésticos y tecnología sea exclusivamente a través de
e-commerce y plataformas electrónicas. Mientras que el resto se puedan hacer de manera presencial.

También sugirió mayor acompañamiento de la fuerza pública en las horas de la mañana "para el manejo del comportamiento ciudadano". La tercera propuesta es mantener el horario 24 horas y que cuatro horas sean exclusivamente personas mayores de 60 años. El resto  de la jornada distribuirla por pico y género con el objeto de evitar aglomeraciones dentro de los establecimientos.

La cuarta sugerencia es "habilitar con el comercio un sistema de compra previa, en el que los compradores durante la semana (presencial y en línea) puedan ver y seleccionar los productos a comprar y estos puedan ser facturados el día sin IVA y recogidos o enviados a domicilio".