sábado, 29 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

A pocos días de completar seis meses de mandato, el gobernador del Valle del Cauca, Ubeimar Delgado Blandón, realizó este viernes los primeros ajustes a su gabinete, donde uno de los cambios fue recibido con sorpresa y generó rechazo.

El Mandatario realizó los movimientos en su equipo de colaboradores luego de que los integrantes presentaran la renuncia protocolaria hace dos meses. Delgado al dar a conocer los cambios aseguró que “el perfil del gabinete pasa a ser menos político y más técnico. 
 
Además anunció que a partir de febrero se presentarán dos renuncias más, cargos que “serán reemplazados por personas con perfiles más técnicos”. En total el Gobernador realizó diez movimientos, dentro de los cuales seis son rotaciones y cuatro estrenan cargos. 
 
De acuerdo con lo dispuesto por el Mandatario regional, la Secretaría de Hacienda y Finanzas Públicas será ocupada por Juan Manuel Obregón González, que ejerció durante estos meses como secretario privado y reemplaza en esa dependencia a José Alonso Cruz, quien estaba encargado y ahora será el director de la Unidad de Rentas. 
 
Alberto Ramos Garbiras, quien anteriormente era asesor del Gobernador, pasará a la Secretaría General, en reemplazo de Roberto Londoño, quien asumirá una asesoría; el secretario Privado será Adolfo León López Giraldo. 
 
El exconsultor Wilmer Guerrero Penagos ejercerá ahora como asesor al igual que el exrepresentante a la Cámara José Luis Arcila, quien fue nombrado en una asesoría con categoría especial. 
Como nueva gerente de la Biblioteca Departamental fue nombrada Beatriz Otero Castro, en reemplazo de Juliana Garcés; A la Secretaría de Turismo y Comercio llegará Beatriz Abella Godoy. Ana María Jaramillo Torres, quien ocupaba el cargo de secretaria de Turismo pasará a la Secretaría de Cultura que ocupaba Fabiola Perdomo. 
 
Precisamente la salida de Perdomo fue rechazada el viernes en algunos sectores, que recibieron con sorpresa el hecho, dado que consideraron que la hoy exfuncionaria venía liderando un proceso en favor de cambiar la imagen del departamento, a través del llamado Pacto Vallecaucano, lanzado hace algo más de un mes. A través de las redes sociales también se conocieron voces en contra de la salida de Fabiola Perdomo. 
 
Uno de los primeros en mostrar su inconformismo fue el exdiputado Sigifredo López, quien dijo que “si ha habido algo positivo en la administración del Gobernador del Valle es sin duda alguna el ‘Pacto por la Vallecaucanidad’ que organizó con tanto éxito la secretaria de Cultura, Fabiola Perdomo, para contribuir a mejorar la desmoronada imagen de nuestro departamento”. 
 
Agregó que con “su injusta e inexplicable desvinculación acaban de darle un golpe bajo al Pacto por la Vallecaucanidad y a borrar con el codo lo que con tanto esfuerzo se había hecho”. 
 
Por su parte, Perdomo aseguró que se sorprendió con su relevo y que nunca se lo comunicaron, pero que respeta la decisión del Gobernador y que él sabrá los motivos ya que es autónomo en sus decisiones. 
 
Añadió que “me sacaron por cumplir con mi labor, no por corrupta. Además quiero dejar en claro que no tengo aspiraciones al Congreso como han dicho. Así se lo hice saber al Secretario Privado. Hice mi gestión como debía. Hacía cuatro años no se hablaba de manera positiva del Valle sino mal. Estábamos construyendo un proyecto colectivo por el departamento”. 
 
El Gobernador, por su parte, aseguró que todos los cambios que se realizaron fueron eminentemente técnicos de conveniencia administrativa, buscando la unidad y la eficiencia del equipo de Gobierno y de acuerdo con los perfiles profesionales que se necesitaban y alejados de la conveniencia política. 
Respecto al Pacto Vallecaucano dijo que ese programa es política de Gobierno y está incluido en el Plan de Desarrollo, independientemente de las personas que lo lideren. 
 
Plan de cultura tributaria 
 
La Gobernación del Valle lanzó el viernes el plan de cultura tributaria ‘Soy 100% piloso’, una iniciativa que pretende persuadir económica y culturalmente a todos los contribuyentes, en el pago oportuno de los 21 impuestos de la región. 
 
“Este plan va a permitir dar a conocer a la comunidad qué está haciendo en materia tributaria la Gobernación. Con esta estrategia se busca hacer una rendición de cuentas permanente, indicar en qué se esta invirtiendo el dinero y facilitar además, el proceso de pago de los tributos con centros de atención más cercanos a los contribuyentes“, explicó José Alonso Cruz, quien velará por el plan desde su cargo de director de la Unidad de Rentas del departamento. 
 
Hasta el momento el recaudo de los tributos del Departamento ha significado un problema por la falta de organización en la cartera, que ha imposibilitado establecer un panorama general sobre los impuestos que no son cancelados oportunamente. Este plan se estrenará el próximo año junto con la Unidad Administrativa Especial de Impuestos, Rentas y Gestión Tributaria.