.
ECONOMÍA Cali sigue en la lucha por tener un mejor presupuesto anual
domingo, 26 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Las cifras no mienten. Cali es la ciudad con menos presupuesto por habitante entre las cinco capitales más importantes del país.

Aquí se invertirá este año un promedio de $980.900 por persona, mientras que Barranquilla tiene el doble de presupuesto por habitante que Cali y Cartagena el 20 % más, sin contar Medellín, que registra la inversión más alta ($2.253.061), mayor incluso que la de Bogotá. 

Esta realidad la reconoce el Gobierno Municipal, sin embargo, el mismo argumenta que la situación de la ciudad está cambiando y que pronto empezará a reducirse ese rezago que por años ha tenido la capital por administraciones que no le dejaron nada a los caleños. 

El presupuesto de la capital del Valle del Cauca para el 2014 creció 9 % frente al del 2013 y se ubicó en $2,27 billones, pero esto no parece suficiente frente a lo que lograron otras ciudades. 

En Bogotá, por ejemplo, se ‘pelean’ por una alcaldía que tiene $14,7 billones por ejecutar este año, y Medellín, que cuenta con solo 100.000 habitantes más que Cali, según las proyecciones de la población del Dane, tiene un presupuesto de $5,5 billones para este 2014, que además creció un 38 % frente al 2013. 

Incluso ciudades más pequeñas como Barranquilla, con 1,1 millones de personas - la mitad de los habitantes de Cali- casi iguala a la ciudad en el presupuesto. 

¿Qué pasa en Cali? 

El presupuesto de las ciudades se conforma con las transferencias que hace la Nación, los ingresos propios por recaudo de impuestos y otros recursos de capital. Estos dineros se destinan a lo largo del año al funcionamiento de la administración y a los proyectos de inversión. 

Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, explica que un presupuesto bajo conlleva una poca capacidad de inversión por parte del municipio porque no hay dinero suficiente para cubrir todas las necesidades, por ejemplo, el mantenimiento y la construcción de nuevas vías. 

“Hay que tener en cuenta que en el caso de Medellín su presupuesto es muy alto porque tiene el aporte que le hacen las Empresas Públicas EPM y en el caso de Bogotá sucede lo mismo con la ETB, lo que no tiene Cali”, afirma el ejecutivo, quien confía en que la situación económica de la ciudad está cambiando. 

Y está en lo cierto, el presupuesto de Medellín para este año tuvo un crecimiento histórico, debido a los recursos excepcionales que le llegaron al municipio producto del cambio accionario de UNE EPM Telecomunicaciones, en su fusión con Millicom, y de la venta a EPM de la participación que tenía el ente territorial en Empresas Varias. Esto llevó a que el presupuesto creciera en más de $1,5 billones para este año. 

En Bogotá sucede algo similar, los recursos de capital que recibe esa ciudad para este año suman $3,4 billones, que son los excedentes de las empresas públicas, más otros rubros. En el caso de Cali esta cifra apenas suma $19.500 millones. 

Lo que si llama la atención, asegura Piedrahita, es el comportamiento de la ciudad de Barranquilla, cuyo presupuesto viene en aumento y no cuenta con unas empresas públicas que le aporten recursos. Según la Secretaría de Hacienda de ese municipio, el buen comportamiento proviene del incremento de las rentas, para este año proyectan un alza del 13 % para $622.524 millones y destaca que esa capital hoy destina solo el 29,6 % de sus ingresos corrientes a funcionamiento y ha reducido su dependencia de las transferencias de la Nación. 

El director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas del Icesi, Julio César Alonso, explica que el reducido presupuesto que ha tenido Cali se debe a varios factores: un recaudo tributario bajo, poca capacidad de endeudamiento y las nulas utilidades de Emcali en más de una década. “Esto implica una menor inversión y eso se refleja en la competitividad de la ciudad”. El académico sostiene que, para poner el presupuesto a la altura de la ciudad, el municipio precisa que todas sus fuentes de ingresos funcionen. 

Lo que está por venir  

El secretario de Hacienda de Cali, Andrés Uribe, considera que hay elementos para decir que la situación de Cali está mejorando. Por ejemplo, destacó que el recaudo del Predial en el 2013 creció 45 % y que para este año se prevé que se mantenga un buen ritmo, debido a la actualización catastral que encontró cerca de 10.000 predios nuevos, es decir, que no venían pagando tributos y que ahora tendrán que hacerlo. Unido a esto, destaca que la inversión con recursos propios creció 20 % en 2014 y que ya en 2013 había aumentado significativamente. 

El municipio tiene una deuda con la banca que suma $290.000 millones que terminará de pagar en el 2018, por lo tanto, la ciudad no puede endeudarse y para hacerlo requiere autorización. “Aún así desde hace dos años hay un mejor panorama, la inversión ha aumentado y los caleños tienen confianza, por ejemplo, el 'papayazo' que se dio en el 2013 para pagar tributos atrasados permitió un recaudo de $80.000 millones, mientras que en años anteriores con estas estrategias solo ingresaban unos $10.000 millones”, destacó Uribe. 

Sobre Emcali agrega que debe empezar a aportar muy pronto a la ciudad, pues en la medida en que esta empresa pague la deuda que tiene con la Nación ($1 billón), el Estado devolverá esos recursos para inversión en Cali, en especial en obras de acueducto de alcantarillado. 

Mientras esto sucede, el municipio tendrá que hacer el mejor uso de los recursos que hoy tiene disponibles para que estos se vean reflejados en una mejor calidad de vida de los caleños.

MÁS DE ECONOMÍA

Salud 24/07/2021 Ministro de Salud asegura que el país trabaja en un carné electrónico para vacunados

En entrevista con El Tiempo, el ministro de Salud destacó que pronto darán a conocer nuevas medidas y el alcance de las mismas

Energía 26/07/2021 Colombia registró los niveles de demanda energética más altas en toda su historia

El pico se produjo el miércoles, jueves y viernes de la semana pasada, donde hubo un consumo nacional de hasta 220 GWh/día

Laboral 26/07/2021 En la última década Colombia redujo el promedio de horas trabajadas por semana

En 2014 Colombia contaba con más de 43 horas de trabajo en promedio por semana y para el 2017 el promedio bajó a 40 horas.

MÁS ECONOMÍA