La variación fue de 52,3% respecto a ese mes de 2019. La suma llegó a US$1.843,9 millones como consecuencia del deterioro en el precio del petróleo

Adriana Carolina Leal Acosta

El impacto de la pandemia del covid-19 y del deterioro del precio del petróleo internacional, en la economía local, se sigue poniendo en evidencia en los resultados macroeconómicos de abril. Esta vez el turno fue para las exportaciones, cuya disminución fue de 52,3%, pasando de US$3.862,8 millones en el cuarto mes de 2019 a US$1,843,9 millones en el mismo periodo de 2020.

De este modo, según Juan Daniel Oviedo, director del Dane, la caída de abril ha sido la más alta desde 1991, “seguida por la de septiembre de 2015 que fue de -42,92% y la de agosto de 2015, que fue de -40,4%”, afirmó.

La razón principal que dio lugar a este resultado fue la disminución del precio del petróleo, que en abril llegó a US$0 por barril, como consecuencia de la menor demanda en China y otros países del mundo; así como por la sobreoferta.

En concreto, el rubro de combustibles y petróleo, que sumó US$701 millones y pesó 38% en el valor de las ventas externas en abril, cayó 70,1%, contribuyendo a la variación en -42,6%.

Y de ese mismo renglón, las ventas de petróleo y sus derivados, registraron una caída de 78,6% frente a igual mes de 2019, lo que restó 56,8 puntos porcentuales al resultado del grupo.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “La caída de abril de 52,3% fue la más alta registrada por las autoridades desde 1991, seguida por la de septiembre de 2015 que fue de -42,92% y la de agosto de 2015, que fue de -40,4%”

  • Javier DíazPresidente de Analdex

    “La baja de las manufacturas básicamente es por el covid-19, por el cierre de las empresas y por la caída del mercado mundial. Un ejemplo es la venta de vehículos y confecciones”

De hecho, se estima que en abril se exportaron 16,6 millones de barriles de petróleo crudo, lo que representó una baja de 19,7% en comparación con ese mes del año pasado.

“Lo que se vendió se hizo a un precio muy bajo porque había poca demanda internacional, incluso hubo buques esperando para guardar el petróleo. Entonces estos resultados eran previsibles, aunque viendo las cifras del año corrido, la caída fue menos dura, de -12%. Además, en gran parte de mayo el precio del barril estuvo en alrededor de US$35, por lo que más adelante puede mejorar bastante”, dijo Carlos Felipe Prada, vicepresidente de Anif.

A nivel general la pandemia también tuvo un efecto negativo si se ve que las ventas externas de manufacturas, que son el segundo renglón que más pesa en valor, con 38%, también cayeron a nivel de 41,3%. Este renglón sumó apenas US$443 millones, contribuyendo en -8,1 puntos porcentuales a la variación.

“La caída de las manufacturas básicamente es por el covid-19, por el cierre de las empresas por la caída del mercado mundial, es que la gente está comprando menos. Un ejemplo es la venta de vehículos o de confecciones. En este último se están vendiendo tapabocas, que fueron más o menos US$2 millones, pero eso no compensa”, dijo Javier Díaz, presidente de Analdex.

El rubro de la agricultura, alimentos y bebidas, aunque en menor proporción, también registró caída en las ventas externas, con -9,4%, al totalizar US$569,2 millones. Lo que se facturó en este renglón sumó 30,9% del volumen.

Entre enero y abril las exportaciones bajaron 20,8%

Esta cifra representó una caída de 20,8% frente al mismo periodo de 2019. En esta medición, los combustibles son nuevamente los que más contribuyen negativamente a la variación con -17,8%, al haber vendido US$5.279 millones este año, lo que es 31% menos que el año pasado. Las manufacturas también disminuyeron, con -18,2% al totalizar ventas por US$2.191 millones. Sin embargo, el agro, alimentos y bebidas, crecieron como grupo, aunque levemente, con 0,5% y ventas por US$2.567 millones. Los otros sectores, crecieron 13,1% en conjunto.