• Agregue a sus temas de interés

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co

La doble calzada Bogotá-Tunja-Sogamoso se entregaría este año sin el tramo de la vía a la altura del Puente de Boyacá, según lo anunció Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Este proyecto pretende unir en hora y media a Bogotá con Tunja.

La vía se empezó a construir en 2002, por lo que ya lleva 12 años en este proceso. Sin embargo, el tramo en cuestión no logró obtener la licencia ambiental, que otorga el Ministerio de Ambiente, porque podría afectar el monumento de la Nación.

“Por allí no se puede construir. Excepto por ese tramo la vía sí debería estar terminada este año”, dijo Andrade.

El consorcio a cargo de la concesión, el grupo Solarte, presentó una iniciativa privada para destrabar está doble calzada de Bogotá-Sogamoso. La propuesta, que ya se está evaluando desde el Gobierno, prevé construir una variante.

“El gran escollo que tenemos es el paso por Tocancipá, porque allí se hicieron unas obras sin el debido soporte contractual, eso quiere decir que nosotros como Estado no podemos pagar”, aseguró el presidente de la ANI.

La ANI junto con la constructora ya tiene listo un acuerdo, el cual se deberá protocolizar en los próximos días. “Tan pronto un juez nos apruebe ese acuerdo se comenzaría a terminar la variante de Tocancipá y resolver ese cuello de botella”.

En el resto de la obra hay algunas dificultades prediales, no obstante, el Gobierno espera que se pueda resolver utilizando los mecanismos que le proporciona la nueva Ley de Infraestructura, que facilita la expropiación de los predios.

El presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, no se atrevió a dar una fecha definitiva para la entrega de este proyecto de construcción vial.