Con la medida, la administración de la ciudad podrá disponer de movimientos de pacientes entre entidades de salud

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Al igual que pasó en Bogotá, y como medida preventiva, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, anunció que firmó el decreto de alerta naranja en la capital del Atlántico, para evitar la aglomeración en las UCI. Con la medida, se pondrán en marcha una serie de acciones especiales como el control de puestos de salud.

“Hemos tomado la decisión de declarar la alerta naranja en la ciudad de Barranquilla, con el propósito de seguir respondiendo a esta emergencia. Esta medida la tomamos para salvar vidas. En el marco de esta declaratoria, intervenimos el sistema de salud para optimizar el uso de todos los recursos disponibles y garantizar el acceso de los contagiados a la prestación de los servicios de UCI”, dijo el alcalde en una transmisión en Twitter.

Con el anuncio hay tres condiciones claves de la Alcaldía. El primer punto es que el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias del Distrito de Barranquilla (Crue), centralizará los usos y disponibilidades hospitalarias, que diariamente deberán notificar las IPS de la ciudad.

El Estado, a través del Crue, asignará la necesidad de camas, independientemente de cuál sea la EPS de quien la necesita. Esto permitirá información a tiempo para la remisión de pacientes a los centros hospitalarios que correspondan y atenuar de esta manera el riesgo. Condición que también ocurre en Bogotá.

Adicional, el gobierno de la ciudad determinó que se aplazan las actividades, procedimientos e intervenciones en salud que no tengan carácter urgente. Y por otro lado, el Crue definirá la prioridad que se dará a la atención de pacientes del departamento del Atlántico.