La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Pisar por primera vez el muelle nacional de Eldorado no estaba dentro de los planes del presidente Juan Manuel Santos, quien esperaba que él y los colombianos pudieran disfrutar de sus instalaciones a mediados de 2014. Afortunadamente, el ejecutivo se equivocó, porque no tuvo en cuenta  que la ejecución de las obras estaba en manos de un consorcio liderado por el ingeniero civil José Felipe Renjifo, quien doblegó los esfuerzos y logró que el muelle nacional ya sea una realidad, nueve meses antes de lo previsto.

Para cumplir con su tarea, este valluno de 33 años que gerencia el Consorcio Constructor Nuevo Dorado decidió aumentar la planta laboral y llegar casi a doblegar la nómina de la empresa. Durante el proceso, el compromiso fue inagotable y de 470 empleados que iniciaron las obras, las cinco empresas que conforman al consorcio llegaron a contratar a más de 2.600 personas que hoy son artífices de esta estructura. 

Orgulloso de haber cumplido con creces su obligación, Renjifo resalta que “aquí hemos trabajado de domingo a domingo. Fue una invitación de las empresas que conforman al consorcio y que involucran directamente a unas 470 personas”. A esto se suma que las jornadas de trabajo que debían empezar de 7 a.m. hasta las 5:00 p.m., realmente comenzaban una hora antes y podrían extenderse durante largas jornadas que acababan a la media noche. Por supuesto, la responsabilidad involucró a cada eslabón de la cadena. 

Y así lo reafirmó Santos, quien en medio de los colores y la música que anoche engalanaron la inauguración de las nuevas instalaciones, destacó el compromiso de las empresas que intervinieron en la construcción del muelle. “La competencia de los constructores a cargo de este proyecto y la supervisión que se hizo, nos ha permitido inaugurar esta obra nueve meses antes”, celebró el mandatario. 
Pero la base de este ingeniero para colocarse la entrega anticipada  como un reto, siempre estuvo en adelantarse a los hechos. Como él mismo asegura, planear con anticipación ha sido el éxito que ha garantizado la entrega tanto de esta obra, como de otras en las que avanzan. 

“Si bien es cierto que nos pusimos la meta   de la fecha contractual, 20 de octubre, internamente nos propusimos sacarlo dos meses antes. Desde ese momento se ha venido haciendo todo el comisionamiento y pruebas, para llegar a estar en operaciones hoy”, explicó Renjifo.

¡A disfrutar del servicio!
El transporte ágil y rápido del equipaje, así como una amplia oferta comercial entre los tres pisos del nuevo muelle, son algunos de los beneficios de los que  ya disfrutan los viajeros. Adicionalmente, la Terminal que se estrenó tiene 60 módulos para el registro de pasajeros, siete bandas para el manejo de equipaje y 13.000 metros cuadrados de comercio.