El tejido empresarial advierte que en medio de la crisis los empresarios siguen cumpliendo por lo que se debe seguir apoyándolo

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Como parte de los alivios que el Gobierno y el sector privado vienen dando por la crisis económica actual al tejido empresarial del país se implementó la ampliación del pago del registro mercantil. Este, tuvo su máximo plazo legal hasta ayer viernes 3 de julio, aunque tradicionalmente vencía el 31 de marzo de cada año.

Pese a que se esperaba una reducción en la renovación de las matrículas mercantiles, lo cierto es que, a juzgar por las cifras, no hubo una reducción significativa en estas. (Ver gráfico). Según información conocida por LR,  las cifras en los últimos cinco días de plazo de pago no fueron muy distantes a las que se presentaron el año anterior.

Incluso, el 28 de junio el número de renovaciones fue más alta (1.337.422), en comparación con el 27 de marzo de 2019 cuando las renovaciones alcanzaban la cifra de 1.274.430. Este dato resulta relevante en medio de la crisis empresarial que se vive por cuenta de la pandemia.

Según lo observado, los días posteriores mostraron una senda positiva en el número de renovaciones. El 29 de junio fue de 1.341.489; el 30 de junio de 1.388.093; el 1 de julio 1.457.506; el 2 de julio 1.577.979 y el 3 de julio 1.781.608.

Esto, según algunos empresarios del país, refleja que fue mínima la reducción en el registro y renovación aún en situación de emergencia, lo que demuestra que los empresarios cumplieron con su obligación, a pesar de que una parte importante del sector productivo sigue con sus puertas cerradas.

De esta manera, hacen un llamado y aseguran que las Cámaras de Comercio de cada territorio pueden continuar sus labores de apoyo empresarial y de desarrollo para que se siga fomentando la formalización y la productividad.