.
CONSUMO Tendencias del mercado para 2014
viernes, 10 de enero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Elvira Gaviria

Este año 2014, se comportará muy similar al 2012 y 2013, es decir, con un crecimiento muy bajo, que pone los pelos de punta todo el año, y al final, uno respira con alivio porque no estuvo tan mal.

Esa es la sensación general en el sector. El comportamiento de compra de los colombianos está cambiando, al comercio le ha costado trabajo adaptarse y pocas marcas, nacionales y extranjeras, han sabido aprovechar esta situación de contravía para entrar muy fuertes en los corazones y los bolsillos de los ciudadanos, con precios exageradamente bajos y con un reconocimiento sólido de la marca como punto a su favor.

Estoy convencida de que la clave para triunfar este 2014 depende en gran medida de la capacidad de innovación, sumada a la exigencia de las marcas en temas de excelencia en servicio al cliente y soporte posventa.

El precio influye, claro, pero los compradores hemos demostrado que no siempre el precio es importante, y que un poco más de pesos puede significar calidad, y sobre todo, caché.

¿Qué buscaremos los compradores este año, a la hora de tomar la decisión de compra? Depende en algunos casos de la generación a la que pertenezcamos.

Los más adultos buscan tradición y confianza. Los jóvenes, moda y estilo, y los más pequeños, servicio e innovación. Pero en términos generales, queremos sentirnos bienvenidos cuando entramos a una tienda. Queremos sentir que no nos están cobrando de más. Pero sobre todo, queremos saber que en caso de que lo necesitemos, tendremos a nuestra disposición una compañía dispuesta a atendernos como si fuéramos los únicos clientes, y que de nuestra compra y reclamo, dependiera la continuidad de su marca.

Dicho esto, quiero dar dos consejos a las marcas, y a los compradores. Marcas: En la creatividad está la clave, y existen muchos nichos en el mercadeo que están inexplorados, dispuestos a gastar, pero sin identificarse todavía con nada en especial. Ahí hay oportunidades muy interesantes que valen la pena mirar. Además, la “descuentitis” aguda en la que andamos últimamente está matando la confianza del comprador. Cuando una marca entra en el 70% de descuento, los compradores sabemos que no nos están haciendo el favor de regalarnos nada sino que nos están cobrando el 70% de más, para lograr ganancias más altas. Porque seamos sinceros, así cobren el 30% solamente, ahí van incluidas las ganancias y los costos de producción, distribución y personal. Los clientes prefieren esperar a comprar en esas temporadas eternas de descuentos, y al final, salimos todos perdiendo.

Compradores: mi recomendación podrá sonar algo trillada, pero vale la pena resaltarlo. Aprender a comprar en la medida de las necesidades, gustos e ingresos es una tarea nada fácil. Pero supremamente necesaria. Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), cerca de 40% del ingreso de una familia promedio, se destina a pagar deudas.

Así que a la hora de comprar, es importante comparar precios y cualidades del producto, así como la necesidad que tenemos de adquirirlo. Y también, tratemos de eliminar de nuestra vida, esa poco sana costumbre de comprar cosas abonando dinero de a poco hasta pagar el cien por ciento del producto, porque nada nos asegura que la tienda siga ahí cuando terminemos, ni que nos respondan por el dinero entregado, a cambio de nada, porque ni factura ni producto nos entregan mientras tanto.

Es mejor proyectar las necesidades, ahorrar para comprar, y endeudarse sólo lo necesario. Así, ganamos todos.