.
CONSUMO Relojes inteligentes de auténtico lujo de la firma TAG Heuer
sábado, 28 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Expansión - Madrid

El lugar no podía ser otro que la emblemática LVMH Tower de Nueva York, donde Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la División de Relojería de LVMH, aseguró que “este reloj inteligente nos acerca más de 150 años de historia al futuro. El reloj TAG Heuer Connected supone un medio de enlace no sólo con el futuro, sino también con la eternidad”.

Y es que la tradición suiza y la innovación de Silicon Valley -gracias a Intel y Google- conviven en este reloj, que cuenta con un diámetro de 46 mm y cuyo diseño es el de un cronógrafo, con caja, fondo y asas fabricadas con titanio de grado 2, un material que garantiza más ligereza, y acabado con una correa de caucho negro con relieve y con hebilla desplegable fabricada también con titanio de grado 2.

Todas estas características lo convierte en un reloj de lujo, pero, ¿qué hace que sea un reloj inteligente de lujo? TAG Heuer ha desarrollado tres esferas de reloj digitales, que presentan la línea de la colección Carrera de la firma suiza.

La forma en la que se presentan y se usan las aplicaciones es sencilla: la esfera y las agujas se conservan y la información más relevante de las aplicaciones asociadas se presenta en tres contadores dentro de la esfera del cronógrafo situados en las 12, las 6 y las 9 h e integrados en el entorno estético del reloj. El usuario solo ha de tocar el contador para abrirlo e interaccionar con la aplicación en el modo de pantalla completa.

El reloj tiene 4 GB de memoria, una batería de litio de última generación que dura todo el día y está equipado con un pequeño micrófono para conectar con el control por voz de Google, así como con una pantalla de cristal de zafiro, el complemento de la corona situada en las 3 horas, que alberga los controles. El reloj puede sincronizarse con un teléfono que funcione con Android 4.3+ o iOS 8.2+. Se carga mediante un cargador inalámbrico. Simplemente hay que colocar el reloj encima del cargador para cargarlo.