viernes, 7 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Daniel Pérez Pérez

Los hijos nos cambian la vida. No solo nos la hacen más feliz, sino que de hecho nos cambian muchos de nuestros hábitos de solteros. Cuando en Views decidimos estudiar a las mamás como sujeto de compra, fue precisamente porque encontramos que no solo las madres son el segmento con mayor poder de compra en América Latina, sino porque además, se comportan diferente a las mujeres que no tienen hijos.

Hoy queremos mostrarles un ejemplo que evidenciamos y que se soporta en el Consumer Track Raddar - ViewsColombia.

Ante la pregunta de ¿dónde compró lo último que compró?, las mamás responden de manera bastante diferente a las mujeres sin hijos.

Las mamás, dicen haber comprado más en las tiendas de barrio (un 42% frente a 28% de las No mamás), mientras las mujeres sin hijos, dicen haberlo comprado en algún almacén de cadena, con un 44,48% frente a un 26,44% de las mamás (grandes superficies).

Es curiosa la diferencia que se presenta pero también hay algo que pone a pensar y es ver cómo cuando se analizan los resultados de las demás ciudades diferentes a Bogotá, la diferencia se reduce de manera considerable.

Factores clave
Este fenómeno (o insight, mejor) es algo bastante importante pues entrega pistas importantes sobre factores clave que debe tener en cuenta la estrategia de mercadeo que debe tener no solo las cadenas, sino también las marcas productoras.

Cuando los datos ayudan a afinar mejor las estrategias de distribución, comunicación, exhibición y demás, realmente están impactando los resultados “duros” de la compañía.

Si estos datos se introducen en el análisis de una marca dirigida a las mamás y que tiene estimado que el Pareto de su mercado se encuentra en Bogotá, la asignación de recursos en el esfuerzo del lanzamiento tendrá una configuración especial sabiendo que existe posiblemente una mayor frecuencia de visita y una mayor afinidad de las mamás por las tiendas de barrio.

También afectará las decisiones de comunicación en el punto de venta de las marcas, sabiendo quiénes son las que los van a ver.

Las mamás, son mujeres, pero actúan y compran de una forma diferente.

Esto lo debe interiorizar el mercadeo, la comunicación y las marcas, para poder lograr conectar mejor con su público objetivo.

Según el estudio TherMOMeter® de Views (capítulo de Colombia), las mamás visitan las cadenas de supermercados para los mercados “grandes” del hogar. Pero esas mismas mamás realizan casi a diario un viaje de compra (trip) a la tienda de barrio en donde no solo complementan, sino que hay cosas que solo compran ahí.

Las razones son la conveniencia y la posibilidad de conseguir presentaciones más pequeñas.

Las mujeres solteras y sin hijos, realizan la mayoría de sus compras en las cadenas de supermercados y los visitan entre dos y cuatro veces al mes.

Así que a las mamás no solo les cambia la vida cuando nacen sus hijos. También cambian los sitios en donde compran y esto es un dato clave a la hora de hacer mercadeo.