.
CONSUMO

¿Hasta dónde dispositivos tecnológicos pueden ser juguete para sus hijos?

miércoles, 6 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ángela Sampayo

Los problemas y afecciones por el uso excesivo de los diferentes aparatos tecnológicos cada vez es más generalizado y esto es una consecuencia de las excesivas horas que pasan los niños y adultos frente a las pantallas de sus dispositivos.

Ya es algo común que tanto las tareas cotidianas como pasar el tiempo libre esté directamente relacionado con una tableta, un computador, un celular o un videojuego, por lo que diferentes expertos coinciden en que la alteración visual es una de las afecciones más usuales, sobre todo, en los más pequeños de la casa.

“Se está demostrando que las personas que en la primera infancia, niñez o antes de la adolescencia están expuestas a permanentes jornadas donde fijan su visión muy cerca a un dispositivo o pantalla, sin cambiar de actividad, desarrollan miopía en la vida adulta”, explicó Elkin Sánchez Montenegro, optómetra pediatra y director de la Clínica de Optometría de la Universidad de La Salle.

El experto agregó: “La tecnología expone al ojo para trabajos de cerca que se sabe pueden producir miopía en la vida adulta, lo que posteriormente puede afectar la retina y esto podría tener efectos epidémicos, es decir, epidemia de miopías para las generaciones futuras”.

En Colombia y en diferentes partes del mundo se ha adoptado la costumbre de dejar los hijos, sin importar la edad, al cuidado de las pantallas de sus dispositivos tecnológicos, y pese a que cognitivamente la enseñanza y las habilidades de los niños se incrementan con la interacción en aplicaciones y juegos, puede que el exceso de estas actividades promueva enfermedades a corto y largo plazo.

Licent Cárdenas Murcia, optómetra pediatra de la Óptica Alemana, indicó que “por estar tanto tiempo frente a los aparatos tecnológicos los niños no parpadean y esto produce una sensación de ojos secos, fatiga ocular, ojos rojos, entre otros”.

En promedio un niño debería parpadear entre 30 a 15 veces por minuto, pero al dedicar tanto tiempo frente a una pantalla este número se ha visto reducido a 8 o 7 veces.

“Cuando se abusa de estas ayudas tecnológicas esto puede generar algo que llamamos como excesos de acomodación, que tienen que ver con ese esfuerzo permanente que tiene que hacer el sistema de enfoque para que el niño vea bien por un tiempo prolongado. Esto hace que a largo plazo se puedan inducir miopías que producen sintomatologías como dolores de cabeza, visión borrosa, lagrimeo, inflamación en el borde de los párpados”, aclaró Jannis Anaya, ortoptista de la Clínica de Optometría y docente de la Fundación del Área Andina.

Para evitar el daño
Hay ciertas recomendaciones que usted como padre puede seguir y tomar nota para mejorar en sus hijos lo que los expertos llaman higiene visual.

Algunos de los consejos que los especialistas dieron a LR son: hacer pausas activas, descansar 20 minutos por cada hora de trabajo visual que se realice cerca a un dispositivo, encontrar actividades que estimulen la visión de lejos (como juegos con pelotas y otros que sean al aire libre), y por último, acuda con sus hijos a la consulta con el optómetra por lo menos una vez al año.

Con estos consejos se puede detectar de manera temprana en los infantes del hogar ciertas patologías, como el inicio de miopía. Si acude a tiempo, se pueden utilizar estrategias clínicas para mitigarla y contenerla a tiempo.

En los colegios y en diferentes escenarios de la jornada diaria, el uso de estos dispositivos sigue siendo parte importante de la vida de los niños, y aunque no hay que dudar de algunos beneficios que ofrecen, los expertos en salud visual insisten en que los papás deben promover otro tipo de actividades.

Aclararon que la tarea no es decirles que no jueguen con los videojuegos o que no tengan acceso a la tecnología; sino más bien la idea es diversificar las tareas diarias donde convivan tecnología y buenos hábitos que ayuden con la buena salud visual de los pequeños.

Esta clase de defecto visual ya es común en países desarrollados como Japón, Nueva Zeland y Países Bajos, debido al avance tecnológico con el que cuentan estos mercados. “Ahora somos nosotros los que estamos empezando a recibir ese impacto tecnológico”, señaló Sánchez Montenegro.

Otras afecciones de la salud por causa de la tecnología
Además de los problemas visuales, el uso excesivo de la tecnología o dispositivos tecnológicos puede generar otras enfermedades o dolencias. Distintos especialistas del Grupo Hospitalario Quirón en España aseguran que este estilo de vida tecnológico trae otros problemas como: sobrecargas en la base del dedo pulgar, síndrome del túnel carpiano, codo de tenista, dolor de espalda o daños cervicales, estrés visual, alteraciones alimenticias tanto en niños como adultos, insomnio, adicción y hasta problemas auditivos. Medir el tiempo que se pasa al frente de las pantallas, hacer pausas activas e ir al especialista periódicamente, son algunas de las tareas que pueden ayudar a contrarrestar estos males.

Las opiniones

Elkin Sánchez Montenegro
Dir. de la Clínica Optometría / univ. de la salle

“La tecnología expone al ojo para trabajos de cerca que se sabe pueden causar miopía en la vida adulta, lo que puede afectar la retina”.

Jannis Amaya Hernández
Ortoptista y docente fundación del área andina

“Cuando se abusa de las ayudas tecnológicas, esto puede generar algo que llamamos excesos de acomodación en el ojo”.

Licent Cárdenas Murcia
Optómetra de la óptica Alemana

“Por estar tanto tiempo frente a los aparatos tecnológicos, los niños no parpadean y esto produce una sensación de ojos secos”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE CONSUMO

Agro 26/02/2024 Hasta 50% puede dispararse la demanda de pescado en cada viernes de la Cuaresma

Dentro de las especies que más se consumen por estas fechas destacan la mojarra, el pescado seco, el bagre rayado del Magdalena, entre otras