.
CONSUMO El gasto mundial en artículos electrónicos creció solo 1% en 2014
miércoles, 7 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El gasto mundial en electrónica de consumo masivo creció solo 1% en 2014, según un estudio divulgado antes de la apertura este lunes del salón anual del sector en Las Vegas.

La estimación sobre el gasto mundial en el 2014 destinado a teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras, televisores y consolas de videojuegos llegó a US$1 billón, según el instituto GfK y la Asociación de Electrónica de Consumo masivo (CEA).

El comportamiento según tipo de productos es disparejo, pues mientras el mercado de las tabletas cae, el de los teléfonos y televisores inteligentes parece ir al alza.

Steve Koenig, uno de los economistas de la CEA, explicó sus dudas sobre las perspectivas del sector en 2015, durante una rueda de prensa en Las Vegas. Mercados emergentes que ayudaban hasta ahora a mantener el crecimiento muestran signos de agotamiento: en América Latina, por ejemplo, los gastos en estos productos podrían caer 5% este año, al igual que en los mercados más maduros de Europa occidental.

“Tenemos un cuadro muy mezclado de las perspectivas de gasto”, señaló Koenig. La demanda de tabletas y teléfonos inteligentes crece en Asia, y más modestamente en Estados Unidos, mientras se estanca en Japón y hay “expectativas modestas” en las economías emergentes como Brasil.

Otra incertidumbre tiene que ver con cuánto tiempo pueden aún los aparatos móviles sostener el sector. Los teléfonos inteligentes y las tabletas deberían representar todavía una parte importante (46%) de los gastos mundiales en electrónica de consumo masivo en 2015, pero ya no crecerán como antes.

Las ventas de teléfonos inteligentes aumentarían solo 19% este año, alcanzando 1.510 millones de unidades, luego de 28% de progresión registrado en 2014 y 49% de 2013. En dinero contante y sonante, el crecimiento sería aún menor: 9%, a US$406.700 millones, tras un aumento de 13% en 2014 y de 30% el año anterior.

La caída de los precios unitarios de los aparatos, que por primera vez se situarían por debajo de los US$300 (a un promedio de US$275), sería una de las causas de ese enlentecimiento, señaló Koenig. Las tres cuartas partes de las unidades vendidas este año serían comercializadas en los países emergentes.

En cuanto a las tabletas, si bien en unidades vendidas se registraría un crecimiento de 20%, en ingresos habría una caída de 8%, a US$61.900 millones.

Big data y sensores es la nueva apuesta de los autos Ford
El impacto de las tecnologías digitales y el Internet de las cosas en la industria automotriz va más allá de simplemente conectar los carros con los smartphones o a las redes de banda ancha móvil. La revolución llegará cuando el big data, el conocimiento colaborativo y la inteligencia de las ciudades transformen los paradigmas. En este camino, Ford ya pisa el acelerador con proyectos como el acceso a vehículos bajo demanda a través de una aplicación, el uso del big data para mejorar la experiencia y seguridad de manejo, o la incorporación de vehículos autónomos en las ciudades inteligentes.

La opinión

Mark Fields
Director ejecutivo de Ford Motor
“Ford actualmente lleva a cabo 25 experimentos alrededor del mundo que buscan ayudar a cambiar las reglas de la industria, donde el principal habilitador es la conectividad”.

MÁS DE CONSUMO

Construcción 23/07/2021 Bimbau lanzó su estrategia exprés para entrega de materiales para obras en horas

Inicialmente este servicio estará disponible en Medellín, Barranquilla y Cartagena, además de contar con créditos de compra

Transporte 23/07/2021 Conozca cómo funcionan las nuevas tiqueteras que están ofreciendo Easy Fly y Viva Air

Debido a la pandemia, las aerolíneas han sacado varias opciones de viajes flexibles, como la posibilidad de comprar paquetes de vuelos para redimirlos en un año

Industria 23/07/2021 Cuidar el entorno: clave para el desarrollo

Somos conscientes de nuestro papel para aportar al desarrollo desde una apuesta sostenible, ya que de nada sirve tener amplios márgenes de rentabilidad si estos van en detrimento del bienestar de la sociedad

MÁS CONSUMO