.
CONSUMO El consumo de energía en hogares no aumenta en Navidad
viernes, 8 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Con la época decembrina además de los regalos y las grandes cenas, también llegan las largas extensiones de luces multicolores que adornan los rincones de los hogares de los colombianos.

Aunque se podría pensar que el consumo de energía eléctrica se dispara en esta época por los variados elementos de iluminación, en el sector residencial lo que muestran las cifras del año pasado es que entre las grandes capitales, Bogotá y Medellín consumen menos energía eléctrica durante ese mes en comparación con el promedio del resto del año.

Sin embargo, por el lado de la capital del Valle del Cauca sí se presenta un aumento en el consumo que puede llegar a 15%, pues es en la temporada en la que más reciben visitantes a causa de la realización de la Feria de Cali.

De acuerdo a cifras de Codensa de 2012, mientras el promedio de consumo anual en la capital del país es de 172,98 kilovatios por hora (kWh) en cada hogar, en el último mes del año es de 170 kWh. Por su parte, según cifras de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), la capital de Antioquia registró durante el año pasado un promedio de consumo de 191,4 kWH y en diciembre reportó una cifra de 190,8 kWh.

Carlos Guillermo Álvarez, antiguo miembro de la junta directiva de EPM, señaló que esta disminución presentada en el mes de diciembre se debe, en primer lugar, a un cambio en los hábitos habitacionales de la población de estas ciudades, debido a la época de vacaciones.

En segundo lugar, el analista destacó que aunque hace algunos años el consumo eléctrico a nivel residencial sí era mayor, se ha venido reduciendo porque los hogares han implementado el servicio de gas como una fuente de energía alterna. Además, Álvarez dijo que las familias también han cambiado los sistemas de iluminación para la navidad a LED, lo que implica un consumo de energía hasta 80% menor.

Álvarez agregó que el panorama es diferente en los estratos bajos, pues si se mira el consumo de electricidad en niveles dos y tres, este puede aumentar el doble y el triple. El experto señaló que esto se debe a que generalmente, esta población no cambia sus hábitos habitacionales debido a la falta de recursos.

Germán Corredor, director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, destacó que la razón principal para la disminución del consumo en los hogares de estas dos ciudades es la tradición que se tiene de salir a otro lugar por las festividades. Corredor agregó que el segmento que tiene un mayor aumento es el comercial debido a las horas adicionales que se destinan para las ventas navideñas.

Sin embargo, la situación en Cali es muy diferente. Según Omar Eduardo Arango, gerente de energía de Emcali, el promedio de consumo de energía en la capital del Valle del Cauca está alrededor de los 200 kWh y se eleva en los hogares en la época decembrina entre 10% y 15%. De acuerdo con el directivo, esto se debe a la temporada de vacaciones en las casas, periodo en el que permanecen los residentes en sus casas, y por las instalaciones navideñas.

“En la industria, algunas empresas paran en diciembre por vacaciones, pero eso no alcanza a compensar el incremento en los hogares ni en el comercio. En este último aumenta el 30% a final de año, pues aumentan los horarios de atención al público.

Arango agregó que “a nivel de precios es muy difícil calcular el aumento en dinero durante esa época, pues depende de la tarifa, ya que en los estrato uno, dos y tres están subsidiados y los cinco y seis contribuyen, entonces no habría un parámetro para afirmar que el incremento es para todos”.

Según Germán Corredor, director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, una de las razones por las que puede explicarse que en Cali suba el consumo de energía eléctrica en los hogares, a diferencia de lo que sucede en Medellín y Bogotá, es el tema de la Feria, que hace que más residentes permanezcan en la ciudad.

Alumbrado en las ciudades
Este año el Alumbrado Navideño de EPM en Medellín, que tiene por nombre Nuestra Navidad, empleará 27 millones de bombillas led, 10 toneladas de papel metalizado de diferentes colores, 150 toneladas de hierro para armar las figuras (48 de ellas con movimiento, con tamaños que oscilan entre 50 centímetros y 24 metros de altura) y 10.000 cadenas de led de 10 metros de longitud. En total serán 730 kilómetros de luces led, que equivalen a trazar una línea recta entre Medellín y Barranquilla.

Los sectores que hacen parte del alumbrado son La Playa, Las Palmas, La 33, San Juan, Carabobo, Parque de Bolívar, Plaza de Cisneros, Edificio EPM, Cerro Nutibara, Paseo del Río, y los corregimientos Altavista, Palmitas, San Antonio de Prado, San Cristóbal y Santa Elena.

Además, retornará la decoración a la carrera 80, con intervenciones en las glorietas de Colombia, San Juan, La 35, La 33 y La 30, con lo cual se ampliará la ruta de la luz.

De acuerdo con información de EPM, el consumo de energía eléctrica del alumbrado navideño de Medellín durante un mes equivale a lo que se consume en menos de una hora en todo el departamento de Antioquia. “Esto significa que no solo es altamente ahorrador, sino que el uso de tecnologias ahorradoras maximiza su eficiencia”.

En Bogotá, el alumbrado decembrino contó con una inversión cercana a $19.000 millones. El espectáculo navideño hace homenaje al agua, uno de los pilares del Plan Distrital de Desarrollo Bogotá Humana como la ciudad que enfrenta el cambio climático.

Adicional a la iluminación de los principales corredores viales, parques y plazas de la capital del país, esta temporada tendrá la presentación de 480 shows de luces, agua y sonido sincronizados que se presentarán por primera vez en Colombia y podrán ser disfrutados de manera gratuita por los habitantes y visitantes de la ciudad.

Así, son 86 puntos iluminados, entre los que se encuentran vías, fachadas y parques, que están distribuidos en 32 sectores de la ciudad, lo que representa más de 150.000 metros cuadrados y nueve kilómetros de vías encendidas.

Para lograr cubrir todo este recorrido fue necesario la instalación de 12 millones de bombillos, 100 kilómetros de mangueras luminosas y 220.000 metros de extensiones de miniled además de pantallas, fuentes de agua, máquinas láser para proyección sobre las fachadas, además de las seis piscinas y un total de 150 metros cúbicos de agua para los shows de fuentes.

En Cali, el alumbrado contará con una inversión de $2500 millones y será financiado con recursos de la Alcaldía y de Emcali. El tradicional Bulevar del Río será el epicentro de la iluminación que llevará el nombre de “Cali, luz de un nuevo cielo”, un concepto que se tomará los 690 metros de longitud de la megaobra, desde la Ermita (entre calles 12 y 13) hasta la Calle 6. El montaje incluirá figuras gigantes, luces reflectoras de colores y elementos con los que los caleños podrán interactuar.

Utilizar bombillas LED genera ahorros entre 50% y 80%
De acuerdo con Chen-Han Yu, gerente general de la ferretería T&C Colombia, las bombillas modernas requieren entre un 50% y un 80% menos de electricidad que sus viejas incandescentes para generar la misma luz. “Aunque son más caras, las nuevas bombillas acaban saliendo más baratas debido a su menor consumo y su incomparable longevidad. La duración de una bombilla incandescente normal alcanza una vida promedio de unas 1.000 horas, mientras que la vida de las bombillas fluorescentes ronda las 12.000 horas y las LED pueden llegar hasta 70.000 horas”.

Las opiniones

Germán Corredor
Director del observatorio de energía de la Unal

“Lo que pasa con el aumento de consumo en Cali es que la ciudad tiene actividades como la Feria, que hacen que la gente se quede en la ciudad, en lugar de salir a otro lugar”.

Chen-Han Yu
Gerente general de T&C Colombia

“La tecnología LED puede lograr ahorros en el consumo de electricidad de hasta 80%, reduciendo considerablemente los costos en la tarifa de energía”.