.
CONSUMO Cereales restan protagonismo al huevo en el desayuno por el tema del tiempo
viernes, 11 de abril de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Una investigación de mercados de la compañía estadounidense Mondelēz International demostró que el huevo, como protagonista tradicional de los desayunos, está siendo desplazado por alimentos menos complejos en términos de elaboración como los cereales (listos para comer o en barras) y las galletas.

Según esta investigación, hecha por la compañía para la llegada de la galleta Belvita Desayuno, 24% de los encuestados afirmó que su primera comida es algo sencillo como galletas o cereales y una proporción muy similar (23%) solo ingiere líquidos como café, jugo o leche.

La tendencia es más notoria cuando se precisa el grupo de alimentos que ingieren los colombianos entre semana frente a los alimentos consumidos los sábados y domingos.

En este sentido, el informe entregado por Mondelēz International reveló que de lunes a viernes lo que se consume son cereales, sandwich, galletas, quesos, tostadas, pan, leche, yogurt y café; mientras que en los fines de semana sí aparecen platos más elaborados como el huevo, el caldo de costilla, el tamal y las arepas.

“Tomarse un café con leche no es desayunar. Si no se tiene tiempo, lo que se recomienda ingerir es una porción de cereales (en forma de pan, arepa o cereal), barra energética, fruta, leche o yogurt o una bebida vigorizante como el chocolate. Y, opcionalmente, una porción de proteína como huevos o tocino”, señaló la ingeniera de Alimentos, Gabriela Cáez.

El consumo per cápita al año de huevo es de 234 unidades, según Fenavi; mientras que el de cereal listo para comer es de 508 gramos, de acuerdo con cifras de Nielsen. Si bien son dos nichos de mercado que no poseen una misma unidad de medición para comparar, sí es posible afirmar que esta última categoría ha venido creciendo vigorosamente pues datos de Euromonitor Internacional indican que el valor de mercado de los cereales para desayunar pasó de US$140,8 millones ($270.336 millones aproximadamente) en 2008 a US$225,8 millones ($433.536 millones) en 2013.

Las barras energéticas también vienen creciendo pues en cinco años pasaron de facturar US$1,2 millones ($2.30$4 millones) a US$1,9 millones ($3.648 millones).

“Aunque la tendencia de no desayunar o no hacerlo como debe ser es menor en el colombiano, frente a otros países del mundo, la cifra es igual de alarmante. Lo más curioso es que la gente sabe sobre la importancia de desayunar, pero lo agitado de la vida diaria o la presión de los horarios y el tiempo no le permiten disfrutar de la primera comida del día”, explicó la gerente de Belvita para la región Andina y Centroamérica, María Virginia Bonilla.

Efectivamente, el tiempo es uno de los factores que más influyen en el hecho de que el colombiano no desayune bien o no desayune. Así lo demuestra la investigación, pues 23% de los entrevistados señaló que desayuna de afán, 2% no desayuna porque no tiene tiempo y 12% considera que el desayuno es una comida que puede reforzar con el almuerzo.

“El ser humano necesita en promedio 114 nutrientes diarios, y muchos de ellos se deben obtener en la mañana para contar la energía suficiente que permitirá estar activo. Si la persona no desayuna, el organismo va a agotar las reservas pues consumirá lo que tiene acumulado”, explicó la nutricionista Isabel Cristina Rosero.

Un último dato interesante en el estudio es lo que se desayuna por región, y en este punto los costeños son los que tienen los alimentos más elaborados: arepa de huevo, carne en bistec, bocachico frito y carimañolas, entre otros.

Calorías, a buscarlas en la mañana
Entre 20% y 25% de las calorías que se requieren al día deben suministrarse preferiblemente en la mañana, y en esta proporción más del 50% debe venir de los carbohidratos, según expresó Ana Lucía Cortés, líder de Nutrición de Mondelēz International. “Hoy en día, el ritmo diario de las personas está mucho más comprometido con un sin fín de actividades que se deben hacer en un tiempo muy corto. Lo que deben tratar de hacer las personas es no permitir que eso afecte la necesidad de tener macronutrientes (proteína, grasas y carbohidratos) y micro nutrientes (vitaminas, minerales y oligoelementos). Lo novedoso de Belvita Desayuno es que es un complemento que permitirá liberar la energía necesaria de forma gradual ”, explicó Cortés.

Las opiniones

María Virginia Bonilla
Gerente de Belvita para la región Andina y Centroamérica

“La gente sabe sobre la importancia de desayunar, pero lo agitado de la vida diaria o la presión de los horarios y el tiempo no le permiten disfrutar de la primera comida del día”.

Isabel Cristina Rosero
Nutricionista

“En la noche usamos los nutrientes porque se recupera tejido y renuevan células. Si no se desayuna, el organismo va a agotar esas pocas reservas que se tenían acumuladas”.