Según cifras de Nielsen, con una participación de 21,7%, Cundinamarca jalona el volumen de ventas de isotónicas por regiones. En la costa hubo una disminución de 5,9%

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Las personas satisfacen su necesidad diaria de hidratación a través del consumo de bebidas tradicionales en las comidas. Sin embargo, cuando se realiza actividad física, las llamadas bebidas isotónicas o deportivas ofrecen la composición adecuada para mantener el equilibrio de los fluidos, ya que sustituyen los electrolitos que se pierden con la transpiración.


Estos beneficios, sumados a que en un país como Colombia, cada vez son más las personas que practican algún deporte o se unen a la tendencia fitness, podría explicar de alguna manera el crecimiento que ha venido teniendo el mercado de isotónicos.

Según cifras de Euromonitor, durante el año pasado, la categoría de sport drinks (bebidas deportivas) en Colombia vendió $285.300 millones y se consumieron 67,6 millones de litros. La tasa de crecimiento total para esta categoría en términos de volumen en el período 2013-2018 fue de 17,4%.

“Después de un 2017 negativo, las bebidas deportivas vieron una recuperación en el volumen de ventas en 2018, pero una disminución en las ventas cuando se habla de valor. El año pasado hubo una fuerte actividad de promoción en los supermercados, centrada principalmente en acuerdos como lleve tres y pague dos, lo que llevó a una disminución en los precios unitarios”, indicó el reporte realizado por la firma Euromonitor International.

La firma señaló que, con los colombianos adoptando estilos de vida más saludables y participando cada vez más en actividades deportivas, como maratones y triatlones que continúan ganando popularidad en casi todas las regiones del país, las perspectivas de crecimiento de este mercado son optimistas.

Según las cifras de la compañía, las proyecciones de crecimiento para 2023 son de 81,8 millones de litros en términos de volumen y ventas por $350.200 millones.

“Con Gatorade y Squash, Postobón tiene la participación mayoritaria en bebidas deportivas tanto en términos de valor como de volumen. Gatorade es la marca más fuerte del país, no solo confiando en la sólida red de distribución de la compañía, sino también en la alta visibilidad a través del patrocinio de varios eventos deportivos y maratones”, indicó el informe que además señaló que la participación de dichas marcas en el mercado es de 79,2% y 9,7%, respectivamente.

“El consumo de bebidas deportivas se ha elevado porque hoy en día hacer deporte se volvió de moda y la verdad es que el cuerpo necesita realmente una bebida que lo recupere”, dijo Alexander Obando, entrenador deportivo y atleta.

Obando agregó: “el desgaste de los que hacen deporte es significativo, muchas veces el gasto calórico es tan grande que solo con comida no se recupera. Por eso, se necesita la proteína y las bebidas hidratantes, siempre será bueno una bebida deportiva para recuperarse más rápido y que uno no se sienta tan agotado, estas bebidas son muy importantes”.

Juan Camilo López, senior analytic consultant de Nielsen Colombia indicó que “las bebidas isotónicas, al igual que las energizantes y el agua, muestran un importante crecimiento en términos de volumen, lo que ha impulsado la categoría de bebidas listas para consumir en general. Esto se debe al fortalecimiento de las marcas de menor precio, que implican desembolsos más bajos para el consumidor, lo que pone el producto al alcance de más niveles socioeconómicos y permite el crecimiento vía volumen de ventas”.

Precisamente, según información de Nielsen, el hecho de que los fabricantes de estas bebidas estén impulsando marcas más económicas ha hecho que se incremente el volumen de ventas sin aumentar el precio, lo que permite que más personas accedan a estas.

Frente a ello, la compañía global en información y medición Nielsen indicó que el volumen de ventas ha presentado un incremento de 9,7% en lo corrido de 2019, mientras que el crecimiento en el último año (agosto de 2018-abril de 2019) frente al mismo periodo del año anterior fue de 6,9%.

El canal que más crece
Nielsen también destacó que en los supermercados es donde más se venden las bebidas isotónicas o deportivas, en gran medida, como resultado de las promociones ofrecidas en estos canales de venta. El crecimiento en el último año fue de 14%.

“La categoría mantiene crecimientos en todos los canales. Se destaca el comportamiento en supermercados, donde se generan crecimientos en el corto plazo a través de las ofertas plateadas”, dijo la compañía.

En términos de ventas por regiones, Cundinamarca jalona el consumo de bebidas deportivas en el último año con una participación en volumen de 21,7%, seguido por Santanderes y los Llano, con 12,3%; Eje Cafetero y el Pacífico, con 6,9%; Antioquia y el Centro del país, con 4,4%; mientras que en la Costa hubo una disminución en el consumo de isotónicas de 5,9%.

Leonardo Ortegón, experto en mercadeo, señaló que la tendencia en el incremento del consumo de bebidas isotónicas puede deberse a tres aspectos.

“Ahora el consumidor está más informado y compara la información y la orienta a maximizar sus condiciones de salud, y lo que intenta es optar por bebidas que le resulten más saludables, además porque estos productos se pueden conseguir en un supermercado, un hipermercado o una tienda de barrio y el consumidor opta por comprarlos para retomar fuerzas. Finalmente, podría decir que esta tendencia es porque el consumidor está optando por bebidas que le resulten mucho más funcionales”.

¿Qué son y para qué sirve el consumo de las bebidas isotónicas?
En el subsector de las bebidas deportivas existen las bebidas isotónicas, hipotónicas e hipertónicas. Los isotónicos son productos que reemplazan los fluidos corporales perdidos, los electrolitos (sodio, potasio y cloruros) y la glucosa en concentraciones similares a los fluidos corporales existentes sin causar hinchazón ni encogimiento de las células. Estos productos generalmente contienen aproximadamente entre 5%-8% de carbohidratos y están destinados a ser consumidos durante el ejercicio o la exposición al calor.