La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Los miles de clientes de Interbolsa tendrán que pasar esta Navidad pidiéndole al Niño Dios que se recupere parte de la inversión que realizaron en esta comisionista de bolsa.

Ver todo sobre el Caso Interbolsa

Ha pasado un mes desde que el presidente del Grupo Interbolsa, Rodrigo Jaramillo, tuvo que admitir que la firma pasaba por un problema temporal de liquidez. Sin embargo, el problema no fue tan temporal como lo hizo ver. Un día después, la Superintendencia Financiera ordenó la toma de posesión de la entidad.

El encargado de hacer el análisis del caso tardó solo cuatro días para detectar problemas serios de liquidez, por lo que el 6 de noviembre el superintendente Gerardo Hernández dio el siguiente paso, y autorizó la liquidación de la que era la primera firma de bolsa en el país.

A partir de entonces, los más de 18.000 clientes de Interbolsa tratan de explicarse a sí mismos cómo fue que la firma en la que tenían buena parte de sus ahorros de un momento a otro queda sin dinero, y tienen que esperar a la liquidación de sus recursos, de los cuales no se tiene certeza de que puedan ser recuperados.

Este caso, a diferencia de otros descalabros financieros, no se tarta de ingenuidad de las personas, ni de promesas de rentabilidades atractivas. Se trata de una mala administración de activos y negocios riesgosos.

“Soy una de las tantas afectadas con el gran desfalco de Interbolsa. Desfalco que considero ha sido el resultado de la falta de control, revisión y  previsión por parte del Gobierno Nacional. Me tomo el atrevimiento de escribirle pues usted debe saber lo que está sucediendo con la Sociedad Administradora de Inversión”, asegura una cliente que pidió mantener su nombre bajo reserva.

Indignación. Este es el sentimiento que ronda a los clientes de Interbolsa, quienes a un mes de la nefasta noticia han conocido por medio de la prensa y, no de aquellos que administraban su dinero, una serie de sucesos que dejan claro el mal actuar de la firma.

“Veo asombrada cómo cada día se van desvaneciendo los ahorros de mi vida, que logre conseguir en 20 años de trabajo honesto. Hoy esto no es mas que una ilusión que se ha ido por culpa de personas inescrupulosas, a los cuales no les cabe un calificativo diferente al de bandidos, y viendo con impotencia como desde el Gobierno Nacional  no se hace nada”, dijo la cliente.

Son pocos los inversionistas que tienen una visión positiva de la situación. Si bien el liquidador, Ignacio Arguello, asegura que se recuperará la inversión o la mayor parte de esta, en estos casos de liquidación se vende al mejor postor y las personas no siempre recuperan lo invertido.

Ha sido tal el impacto de este descalabro financiero que todas las autoridades han tenido que intervenir. Contraloría, Procuraduría, Fiscalía y las superintendencias de Sociedades y Financiera ya tienen a grupos de funcionarios investigando el tema y tratando de encontrar una solución.

Interbolsa ha sido asociado con conceptos como evasión de impuestos, fraude, abuso de confianza, triangulación y demás. Hasta ha sido comparado con casos como el de Madoff y Stanford. Sin embargo, lo que más preocupa es que las investigaciones apuntan a posibles delitos penales. Tal es el caso del Fondo Premium Capital, donde la indagación realizada por el abogado Jaime Granados y su equipo de juristas dio como resultado la demanda penal contra Juan Carlos Ortíz, Tomás Jaramillo y Víctor Maldonado, quienes no solo habían creado el Fondo, sino que además tomaban las decisiones de inversión, las cuales fueron las mismas que llevaron a Interbolsa a quedar sin dinero.

Una de las primeras recomendaciones en el sector financiero es que no se debe pagar un crédito con otro, ni mucho menos endeudarse esperando que un negocio se realice sin tener la certeza absoluta de que esto sucederá. Pero a esta clase, al parecer no asistieron los dueños de Interbolsa, pues el gran pecado como lo ha dicho Rodrigo Jaramillo en repetidas ocasiones, fue apostarle a Fabricato, un negocio que no se dio.

Por ahora la incertidumbre sigue siendo la constante en este caso, mientras miles de personas solo quieren recuperar su dinero, el desarrollo de las investigaciones podría alargar el proceso unos meses más, pues a medida que se encuentren más irregularidades será más difícil llegar a un acuerdo con los clientes y liquidar sus posiciones.

Skandia administrará fondo Carioka

Según informó la Sociedad Administradora de Inversión Interbolsa, la cual ha estado realizando asambleas extraordinarias para resolver el futuro de las carteras colectivas que tenía bajo administración, los inversionistas tanto del Fondo CariOKa y como de la Cartera Colectiva Acciones decidieron trasladar su administración a Fiduciaria Skandia S.A.. El Fondo CariOKa es una cartera colectiva que brinda acceso a la Bolsa de Valores Brasileña, Bovespa, cuyo comité de inversiones está liderado por la administradora de fondos Banco do Brasil Dtvm. Y la Cartera Colectiva Acciones es una cartera escalonada de alto riesgo, con un portafolio diversificado de valores del mercado de renta variable que se negocia en la Bolsa de Valores de Colombia, BVC, el futuro de esta inversión ya quedó definido.

Las opiniones

Rodrigo Jaramillo

Presidente del grupo Interbolsa

“Estoy convencido que en el futuro próximo, quienes  depositaron su confianza en Interbolsa habrán recuperado sus activos”.

Gerardo Hernández

Superintendente financiero

“Las medidas tomadas tienen como objetivo cuidar los recursos de los inversionistas y que se vean lo menos afectados con este caso”.