sábado, 29 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Ya se acerca la fecha para cerrar definitivamente con los comentarios para concluir el proceso del Estatuto Aduanero, que lleva al menos tres años en consolidación.

Pedro Sarmiento, socio director de Tax and Legal, señaló que el primer pecado de la reforma es que no hay un catálogo fuerte de principios, y sin éste 'la aplicación de la norma aduanera se puede volver más subjetiva y arbitraria. En el proyecto anterior había un claro catálogo de principios'. En la misma vía Miguel Ángel Espinosa, presidente de la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional (Fitac), dijo que desaparecieron principios fundamentales como el de justicia y tipicidad, también desapareció el que impedía una doble investigación por un mismo hecho.

Además, sostuvo que tiene una redacción muy abierta, que permite interpretaciones. 'Encontramos algunos vicios de inconstitucionalidad, observamos que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) está invadiendo otras competencias, por ejemplo las de la Superintendencia de Industria y Comercio, y está determinando sobre temas de transporte'. Pero otras preocupaciones embargan al gremio, por ejemplo, las sanciones que se estipulan conforme a las tarifas en el caso de las agencias de aduanas. Y también les llama la atención que algunos artículos podrían ir en contra vía de los TLC. 'Lo de las sanciones anticipadas, quedó por fuera el tema marcario (que fue una exigencia de Estados Unidos) y otro tema que más preocupa es la del perfil de riesgo', sobre todo cómo se va a regular el último con las compras por internet. Así mismo hay inconsistencias sobre la suspensión provisional, dijo. 'Pensamos que en este nuevo borrador ya no estaría'. Sobre este tema, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, también tiene sus peros, aunque hizo la salvedad de que este es un borrador que aún no ha tenido su proceso por las debidas mesas de trabajo.

Aseguró que le hace falta la inclusión de la inspección simultánea de mercancías y así mismo el pago de impuestos de nacionalización con posterioridad a la actuación de la Dian para liberar la mercancía, en aras de estandarizar los procesos, tomando como referente las mejores prácticas internacionales en esta materia.

Por otra parte, recomendó hacer revisión en cuatro temas clave: a) la propuesta de estructura de régimen sancionatorio para garantizar siempre la proporcionalidad que debe existir entre el daño y la sanción, b) la tipificación de algunas infracciones, c) el término de permanencia y el condicionamiento propuesto para el ingreso de naves y aeronaves de turistas al país (esto limita el desarrollo del turismo náutico en Colombia) y d) la imposición de nuevos requisitos a los importadores y exportadores que no actúen a través de agencias de aduanas, que podrían traducirse en mayores costos en la operación de comercio.

Las opiniones

Sergio Díaz- Granados
Ministro de Comercio, Industria y Turismo

“Resalto que en esta propuesta se mantiene el Plan Vallejo, las comercializadoras internacionales y las zonas francas como mecanismos de política industrial y comercial”.