.
ARCHIVO Los accionistas minoritarios temen perder todo su patrimonio
lunes, 19 de noviembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gustavo Gallo Machado - gustavoG@elcolombiano.com.co

Decepcionados, sin pistas claras sobre el futuro de sus inversiones, salieron ayer los accionistas minoritarios de la fallida asamblea extraordinaria de accionistas del Grupo Interbolsa, luego de que no hubiera quórum para tomar decisiones.

Carlos Vélez fue uno de ellos. El hombre dijo que los socios y directivas de la holding no han sido claros y están dilatando la celebración de la asamblea, lo que afectará las inversiones.

A la reunión, que se cumplió ayer en San Fernando Plaza, el centro financiero de Medellín, solo asistió poco más del 10% de los accionistas, por lo que la asamblea no fue más allá del saludo protocolario del presidente del Grupo, Rodrigo Jaramillo Correa, quien se abstuvo de hablar con los medios y con los pequeños accionistas, que reclamaban claridad.

El porcentaje de las acciones presente correspondió a representantes de la firma de pensiones y cesantías ING (que ahora es del Grupo Sura), además de los pequeños accionistas.

Por su parte Jaime Arteaga, otro de los inversionistas minoritarios, sostuvo que compró la acción “engañado” por las palabras de las directivas de Interbolsa, que en diferentes publicaciones dijeron que la holding iba a ser adquirida por una compañía extranjera.

“El Presidente de Interbolsa nos engañó. Confiamos en esta acción porque siempre nos vendieron ilusiones”, dijo.

Brillaron por su ausencia los grandes accionistas como Víctor Maldonado, Juan Carlos Ortiz y su familia, la Universidad Eafit, Tomás Jaramillo (hijo de Rodrigo Jaramillo), además de otros miembros de su familia, quienes tienen la mayoría. “Queremos salvar parte de nuestro patrimonio. La acción está a $980 y queremos recuperar al menos eso”, apuntó Vélez. La nueva asamblea se realizará dentro de 10 días.