.
ARCHIVO La clave está en la automatización
martes, 14 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

El análisis debe comenzar por reconocer la mejora en productividad que permiten los desarrollos tecnológicos disponibles y su valor en la conformación de cadenas competitivas cuya cosecha trascienda las barreras nacionales y además tenga lo suficiente para abastecer otros mercados en el mundo.

También hay que atribuirle a la globalización el hecho de que acceder a maquinaria agropecuaria sea ahora más sencillo y también menos costoso.

Con respecto a la generación de empleo cabe señalar que sectores como el cafetero y el floricultor han comunicado en los últimos años su dificultad para conseguir la cantidad de jornaleros que requieren en las épocas más productivas del año. Incluso, han tenido que recurrir a campañas en asocio con entidades gubernamentales para motivar a los pobladores de la zona a aceptar las ofertas laborales del agro.

Y estas no son las únicas voces que se han pronunciado al respecto advirtiendo la amenaza que la situación conlleva sobre los niveles de producción. Sin embargo, es necesario aclarar que al final no se trata de reemplazar el valor humano sino de darle de paso un impulso a su perfil para tener más técnicos y menos peones.