.
ARCHIVO Huila indestronable en cafés de calidad
martes, 9 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Que es la caturra (variedad de café). No, es el clima. Tampoco: son las buenas prácticas agrícolas. Lo uno o lo otro, lo cierto es que el departamento del Huila, se ha convertido en el ‘rey’ de los cafés de alta calidad producidos en Colombia. Destronarlo se ha convertido en una tarea titánica.

Una reciente muestra de ello, sea por la caturra, el clima o las buenas prácticas, es que en la pasada competencia de la Taza de la Excelencia, promovida por la Federación de Cafeteros y supervisada por The Alliance for Coffee Excellence de Estados Unidos, de los 20 cafeteros finalistas (irán a una subasta internacional), 16 son del Huila y dentro del ‘top 10’, quedaron siete de este departamento del sur.

Entre ellos está el de Alirio Aguilera, quien con 90,4 puntos de calificación pisó lo más alto del podio en esa competencia realizada a finales de marzo en Pereira, que hoy lo distingue como el hombre que produce el café más exquisito del país. Lo hace en el municipio de Palestina, vereda Líbano, en 8 hectáreas a 1.600 metros sobre el nivel del mar, y para más señas, con un parque cafetero sembrado en su mayoría en caturra. De hecho el lote que presentó al concurso es de esta variedad.“La clave está en no coger cafés verdes, no dejarlos sobremadurar y ser muy juicioso en el beneficio. Todos los días descerezo y los dejo fermentar el tiempo estrictamente necesario para luego subirlos al secado”, dijo.

Unas prácticas que le permitieron al jurado, catadores nacionales e internacionales, determinar que el café de este cultivador tradicional de 46 años y quien vive y trabaja con su familia en la finca, tiene una taza limpia, es muy dulce, posee notas de caña de azúcar y panela, sabor a cereza, a vino tinto, complejidad y cuerpo voluminoso. Atributos que le pueden generar a Aguilera un sobreprecio interesante por su grano, que nada mal cae en este momento de crisis del sector, de la que muy bien sabe este huilense. “Participé en el paro porque necesitamos de ayuda para no perder con el negocio y sostener la calidad. La caficultura le ha dado mucho al país”, dijo.

Buenos precios ayudan a sostener la calidad
Alirio Aguilera, ganador de la última versión de la Taza de la Excelencia la tiene clara: “los buenos precios lo ayudan a uno a sostener la calidad. Si esta se mantiene o se supera puede uno tener buenos dividendos con la venta del café”, dijo. Agu
ilera ha comercializado su grano a empresas como Virmax, según dice, bien vendido, con sobreprecios de hasta $200.000 por carga sobre la cotización base. Ahora, espera una recompensa de su esfuerzo y su expectativa está centrada en la subasta electrónica internacional que se realizará en mayo, para pescar un buen cliente que le pague bien su café.

La opinión

Alirio Aguilera
Cafetero huilense ganador Taza de la Excelencia

“La clave está en no coger cafés verdes, no dejarlos sobremadurar y ser muy juicioso en el beneficio”