martes, 13 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Alexandra Goldemberg S. - agoldemberg@larepublica.com.co

El durazno es uno de los pocos frutales que necesita mucha atención especial a la hora de cultivar su árbol, ya que tiene altas necesidades de nutrientes que requieren más nitrógeno que la mayoría de los frutales.

Además su contenido en potasio es importante y contiene una cantidad alta en fibras. El ingeniero agrónomo Alejandro Ruiz explicó que el durazno es muy exigente en la fertilización orgánica y química. “Las ventajas de estos dos es que el abono químico es fácil de usar y aplicar y es de efecto rápido, mientras que el abono orgánico es más barato y acondiciona la tierra”. Se puede aplicar un abono alto en nitrógeno, fósforo y potasio con regularidad, estos son los elementos mayores. Según expertos son los más importantes para aplicar en el momento de preparar el suelo porque se caracterizan por absorberse con facilidad en el suelo y, así mismo los árboles de durazno disponen de esos nutrientes pocos días después. El durazno requiere suelos profundos, de 1 metro o más, y con buen drenaje. Por otra parte, hay unos elementos secundarios que también se pueden aplicar como el calcio, magnesio y azufre. Y los elementos menores que son boro, cloro, cobre, hierro, zinc, manganeso y sodio entre otros. Para la empresa Daasons, la dosis de nitrógeno es muy importante en el cultivo de durazno. “La falta de nitrógeno dará menores crecimientos de la madera del año y frutos más chiquitos. Pero su exceso causará efectos aún peores: aumento del número de chupones, sombreado de la copa, falta de coloración de la fruta, mayor susceptibilidad al ataque de hongos post-cosecha”

La opinión

Alejandro Ruíz

Ingeniero Agrónomo

“Los duraznos son de los poco frutales que necesitan mucha atención especial a la hora de producir un cultivo”.