.
ARCHIVO Crece la soya en la Altillanura para atender mercado interno
martes, 12 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

El futuro del cultivo de esta semilla leguminosa de origen asiático, que empieza a expandirse en la Altillanura, es prometedor en un mercado que no es complemente abastecido. Uno de los focos en que deberán centrarse los agricultores para que estas cosechas perduren en el tiempo, de una manera sostenible y eficiente, es la generación de alianzas estratégicas y clusters que solucionen el ‘cuello de botella’ que existe en la comercialización. 

En Colombia hay 80.000 hectáreas sembradas de soya concentrada en su mayoría en los suelos de la Altillanura. Sin embargo, es una cifra muy inferior comparada con las 300.000 hectáreas de México o Argentina, y las 800.000 en Brasil.   Solo en 2012 se importó más de $1.500.000 entre grano y torta.

Hay agricultores  que producen, según Sandra Ramos, ingeniera agrónoma, experta en  este tipo de cultivos en la Altillanura, desde 200 hasta 500 hectáreas al año, vendiendo únicamente el grano. La rentabilidad de un cultivo de soya se calcula en $200.000, por hectárea, lo que trae a colación la necesidad de alianzas que permitan generar un valor agregado que vaya más allá de la materia prima, basado en lo que el mercado requiere.  Por ejemplo, la torta, un subproducto derivado de extracción de aceite del grano de soya, tiene gran demanda en la industria, sobretodo en la de alimentos balanceados. 

Carlos Molina, subgerente técnico de Fenalce, asegura que, “las empresas extractoras del país están en una posición muy cómoda, importando aceites crudos, de girasol o canola, entonces no hay una gran demanda para extraer el aceite del grano y así generar la torta que el mercado requiere”.    

Ramos resalta el caso del negocio rentable de  Fazenda, una marca de carnes que  tienen un proyecto agrícola, en el  que siembran 10.000 hectáreas al año.  Ellos tienen toda la cadena, pues producen la soya para transformarla en alimentos para sus cerdos y venden la carne de estos animales.

Por su parte, Mathías Kremer, director de Estrategias de Bayer para América Latina, manifestó la importancia de seguir invirtiendo en el negocio con una estrategia integral, basada en  la producción de nuevas variedades de semillas y la experimentación de nuevas tecnologías.

Producción y costo del cutivo de origen asiático
Los costos de producción por hectárea están desde $1,8 millones  a $2,2 millones, teniendo un rendimiento hasta de 2,5 tonaledas por hectárea.  En el mercado, el precio de la tonelada puede llegar  a $1,2 millones cuando se vende muy bien. La ingeniera agrónoma, Sandra Ramos, afirma que para manejar unos costos favorables es necesario manejar áreas grandes.

Las opiniones

Sandra Ramos
Ingeniera agrónoma experta en cultivos de soya
“se necesitan alianzas que permitan generar un valor agregado que vaya más allá de la materia prima, basado en lo que el mercado busca”.

Mathías Kremer  
Director de estrategias de Bayer para América Latina
“se requiere una estrategia integral, basada en la producción de nuevas  variedades de semillas y  experimentación de tecnologías”.