.
ARCHIVO “Colombia carece de oferta exportadora a Europa”
sábado, 24 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Pese a que la Unión Europea (UE) es el mayor importador de servicios a nivel mundial, y cuenta con un producto interno bruto (PIB) de US$17,5 millones, razones por las cuales el Gobierno Nacional se ha esforzado por impulsar el comercio con dicha región, para algunos expertos en el área no es seguro que Colombia cuente con el portafolio suficiente para aprovechar esas enormes potencialidades.

Particularmente, señalan que Colombia ha venido concentrando su mercado internacional en algunos productos relacionados con los recursos naturales, que son agotables. “El 42% de nuestras exportaciones son carbón, que sumadas con el petróleo, café y bananos llegan a casi el 90%, es decir, que el desarrollo industrial será muy marginal y la generación de empleo será muy pobre”, explicó Ricardo Mosquera, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional.

Gracias a este panorama, la relación comercial entre Colombia y la UE es asimétrica y coloca al país en la tarea de desarrollar otros mercados que sean atractivos para la región que cuenta con unos 503 millones de habitantes y una media de ingreso per cápita cercano a los US$34.400. Pese a esto, recuerda Mosquera, Colombia tendría que competir contra una amplia oferta mundial que ya llega al mercado de la UE.

Y aunque esta es una tarea en la que el país debió avanzar desde varios gobiernos atrás, aún no se han ejecutado las acciones necesarias para diversificar más la oferta nacional.

“Colombia no va a llegar sola a ese mercado. Tendrá como principales competidores a otros países, excolonias europeas, que exportan productos similares desde África y el Sudeste Asiático, bajo condiciones más favorables de mercado”, señaló el economista Álvaro Zerda.

Pero, en este punto, lo más preocupante para los expertos es que el país mantiene la dinámica de firmar Tratados de Libre Comercio (TLC) para los cuales el país no parece estar listo, ni en materia de oferta o de competitividad.

Como consecuencia de esta metodología del Gobierno, “la tragedia de la desindustrialización en Colombia es que empresas que eran productoras y generaban empleo, ahora se han convertido en empresas importadoras”, aseguró el economista y ex ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.