lunes, 11 de marzo de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Ernesto Rodríguez - erodriguez@larepublica.com.co

Los productos ovinos y caprinos tal vez no sean los más conocidos y lo más consumidos en el mercado colombiano; sin embargo, actualmente asociaciones como Asoovinos y Anco, trabajan arduamente para dar a conocer sus productos en el país y para hacer de éste un negocio rentable para muchos.

Camilo Barrios, director del comité técnico de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia (Asoovinos), considera que el crecimiento de esta práctica pecuaria en Colombia es cada vez mayor; además asegura que desde 2006, año en que se creo la asociación, la aceptación del producto en el mercado ha sido sorprendente, contando en la actualidad con  mas de 60 productores asociados.
 
Algunas de las razas, con las que actualmente se trabaja en Colombia son: la de ovino de pelo colombiano (OPC), Katahdin, Pelibuey, Dorset y Romney entre otras. Maximiliano Ambrosio, vicepresidente de Asoovinos y gerente general de Frigoovinos, empresa dedicada a la producción y distribución de carne de cordero, asegura que actualmente Colombia se encuentra dentro de los países que más han crecido en el consumo de la carne de ovinos.  El precio de esta carne en kilo piel de animal pago en finca, o sea recién sacrificado es de $3.000 a $5.000; en los supermercados y dependiendo de la parte que se compre o de el corte, el kilo puede oscilar entre los $18.000 y los $25.000.
 
La producción caprina en el país, también ha tenido un considerable crecimiento en los últimos años, (Anco) la Asociación nacional de Caprinocultores y Ovinocultores de Colombia se ha encargado del fomento, promoción y desarrollo de las especies caprina y ovina, además de la prestación de servicios de asistencia técnica agropecuaria y de desarrollo de proyectos en esta materia.
 
En el país el consumo de carne y de leche de cabra todavía es  muy parcial y está regionalizado  siendo la Guajira el departamento  que más produce y a la vez más consume este producto con 81% de la población caprina censada según un estudio de ICA en 2012.
 
Germán Jaramillo, propietario de Aprisco Tierra Grata, empresa dedicada a la producción de productos caprinos, considera que en la actualidad es mucho lo que se ha avanzado en el tema pero todavía faltan muchos vínculos, especialmente con el gobierno, para que en alianza se pueda fortalecer y hacer crecer más este tipo de práctica pecuaria. Asegura que las propiedades de los productos de la cabra son muchos y que se debe trabajar o hacer hincapié en el tema de los precios, en México un litro de leche de cabra puede cuesta US$50 centavos y acá en Colombia $10.000. Según el Dane, entre enero y septiembre de 2012 el sacrificio de cabezas de  caprinos  tuvó una disminución del 25.5%,lo cual no significa que no haya crecimiento, si no que confirma  el poco apoyo que tienen estas industrias por parte del gobierno aseguran los expertos.      
 
Se espera que el consumo aumente rápidamente
En Colombia existen un total de 1.142.893 fincas de ovinos y 1.088.559 fincas de caprinos según un estudio del ICA en 2012, se espera que en los próximos años el aumento del consumo de estos productos y el apoyo por parte del gobierno nacional sea mayor, para que no solamente sea ven beneficiados los productores si no toda la población en general, afirmó Jaramillo. Los beneficios de esta práctica pecuaria son muchos, pero uno de los que más se destaca es que la inversión en la producción es menor a la del ganado.
 
Las opiniones
Germán Jaramillo 
Propietario de Aprisco Tierra Grata
"Es mucho lo que se ha avanzado en el tema pero todavía faltan muchos vínculos, especialmente con el gobierno, para fortalecer y hacer crecer este tipo de práctica”.  
 
Camilo Barrios
director del comité técnico de Asoovinos
“El crecimiento de esta práctica pecuaria es cada vez mayor desde 2006, año en que se creo la asociación, la aceptación del producto ha sido sorprendente”.