Analistas 27/06/2020

Inteligencia Aumentada

La semana pasada, durante www.unconf.co, tuve la oportunidad de compartir lo que he aprendido y experimentado con la “Inteligencia Aumentada (IA)”. Fue una grata experiencia interactuar con gente alrededor del mundo que está interesada al igual que yo, en usar su talento para el bien de la humanidad!

Potencia el talento humano

Sostener buenas relaciones con otras personas ha sido un elemento central en las diferentes facetas de mi vida. Los momentos más vibrantes han estado llenos de instantes de conexión, colaboración, lecciones aprendidas y risas. También, de espacios con lágrimas, molestia y tensión.

Quizás esto me permitió afinar mis sentidos para captar de una manera ágil qué sucede con mis interlocutores cuando estoy en una reunión cara a cara, por video o por teléfono. Hace un año, salté a la aventura de emprender. Después de 20 años en el mundo corporativo, he podido evidenciar las ventajas que tienen habilidades como la empatía, escucha activa y la mentalidad de aprendizaje en este nuevo escenario.

Muchos autores coinciden en cómo la IA puede ayudar al humano a construir experiencias significativas a través de la empatía, conexión, emoción e inclusión. Creo que esta es una fórmula ganadora, en estos momentos donde prima el trabajo remoto en muchos sectores de la economía. Piense por un momento en la última conversación que sostuvo con un amigo, familiar o cliente. Muy seguramente va a estar de acuerdo conmigo en que hablar con alguien es una experiencia emocional.

Alto ahí…. ¿Cómo una conversación con un asesor que parece un robot, que le llama sin su permiso, que empieza a hablarle sobre algo que no le interesa, justo cuando usted está en una importante reunión, puede ser una experiencia emocional? Piénselo de nuevo… muy seguramente sus ojos subieron al punto más alto posible, acompañados de un profundo suspiro y una mueca de disgusto recordando este tipo de episodio.

La buena noticia, ¡es que hay soluciones! Las compañías se están enfocando hacia mejorar la experiencia de empleado y de cliente. La tecnología puede ayudar a revertir la situación, ayudándonos a recuperar nuestra humanidad, dejando de hacer tareas aburridas que ciertamente los robots pueden hacer mejor que nosotros.

Hace las cosas más fáciles para nosotros

Nunca antes tuvimos tanta información a nuestro alcance. Esto abre una gran oportunidad para analizarla. Pero hay una realidad: incluso si tiene habilidades sobresalientes para capturar, organizar y analizar información, los “robots” pueden hacerlo mejor.

Sin embargo, las decisiones que podemos tomar, dependen de cómo abordamos el problema y cómo entendemos las preguntas de negocio. Lo interesante de simplificar las cosas es la aplicabilidad en los mercados de alto valor y de alto impacto, que dan soluciones a los grandes retos, como por ejemplo el trabajo remoto, la educación virtual, entre otros.

Las grandes empresas están invirtiendo en tecnología basada en la emoción

Para mí es genial que el tema de emociones esté cada vez más presente en grandes corporaciones y pequeñas empresas como una medida de crecimiento y supervivencia. Es emocionante ver que compañías como Amazon, Google, Spotify, por nombrar algunas, estén invirtiendo en el reconocimiento de emociones.

Parece que un tema “suave” finalmente está captando la atención de los creadores de tendencias, inspirando a los desarrolladores, científicos de datos, filólogos, ingenieros, entre otros a perseguir el sueño de ayudar al ser humano a volver a lo básico, ser conscientes de sus propias emociones y las de los demás, y finalmente ... ¡prosperar!