Analistas

Armonía para enfrentar el cambio

GUARDAR

Wu Yu Ingeniero de obra civil - Representante legal de Metro Línea 1 S.A.S.

Llegar a Bogotá a asumir el proyecto de construir un gran metro para la ciudad es uno de los mejores retos que hemos enfrentado como empresa y como personas; la experiencia con la gente, los compañeros de trabajo que hemos sumado al equipo y las autoridades, ha sido la mejor y avanzamos con la mayor satisfacción, aun cuando ahora lo hacemos afrontando el reto universal de esta particular pandemia que nos cambia los parámetros de vida y los procesos productivos.

Reflexionando sobre lo que sentimos como empresa y como sociedad, recordé el concepto de armonía en la tradición filosófica china. A pesar de no existir un significado único de este amplio concepto, de todas sus acepciones, es posible extraer enseñanzas que pueden acompañarnos en estas épocas de cambio.

El filósofo Confucio, también conocido como Maestro Kong (551 a.C-479 a.C.) expuso el concepto de “armonía sin uniformidad” haciendo referencia a las discordancias y contradicciones de las que está lleno el mundo, y a la necesidad de que los hombres virtuosos buscasen equilibrar las diferencias y conseguir así la proporción y la consonancia.

En la diplomacia moderna china también es posible encontrar este concepto, que hace referencia a cuestiones como coordinación, integración y combinación entre diferentes elementos. Y es sobre esa forma de entenderlo que quiero compartir mi reflexión con ustedes, bien asumiéndolo como técnica para enfrentarse a un mundo complejo, como mecanismo que permita construir un nuevo mundo en la esfera internacional, o como rol de “cooperador constructivo” que busca el beneficio recíproco.

Este concepto, cobra hoy un gran sentido. Después de que el pasado 13 de marzo la OMS decretara una pandemia mundial, como consecuencia de un nuevo virus que sitió a la humanidad en cuestión de meses, la concordia, el entendimiento, la correspondencia y la unión, se han convertido en los nuevos pilares del orden mundial y en el camino para enfrentar los retos que esta realidad plantea en lo local.

Las empresas chinas que nos encontramos en el exterior, compartimos con humildad, pero también con alegría la tarea juiciosa de buscar nuevos caminos y luchar para convertir la anhelada armonía en una realidad en las ciudades que amablemente nos acogen para desarrollar nuestra tarea empresarial.
Somos conscientes de los retos que la coyuntura actual presenta a nivel mundial, pero también queremos recordar la presencia de una mano amiga que, sin duda, será un camino hacia la armonía.

Quiero concluir, recordando un proverbio chino, que estamos viendo convertido en realidad, en esta Bogotá en la que tenemos el gusto de vivir ahora: “en momentos de calamidad, es posible presenciar la fuerza que emana de los pueblos unidos”. Armonía.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés