Analistas

IPA regional: Primer semestre de 2017

El pasado 2 de agosto se presentaron los resultados de la Gran Encuesta Pyme (GEP) Anif del primer semestre de 2017. En la medición a nivel regional se incluyeron los resultados de la profundización en las ciudades-regiones de Aburrá Sur, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Buga, Cali, Cartago, Cundinamarca, Manizales, Medellín, Oriente Antioqueño, Pereira y Tuluá. La Encuesta fue realizada en marzo-mayo de 2017, cubriendo la opinión de 3.550 empresarios Pyme en los sectores de industria, comercio y servicios.

Una forma de sintetizar dichos resultados es a través del Indicador Pyme Anif (IPA). Este resume el clima económico de las Pyme al comparar las variaciones en: i) el índice de situación económica; ii) el volumen de ventas; iii) las expectativas de desempeño; y iv) las expectativas de ventas (ambas para el siguiente semestre). La más reciente lectura de la GEP incluye una medición de este indicador. Los resultados nacionales de la GEP mostraron una leve caída del IPA nacional, el cual pasó de un nivel de 62 puntos en 2016-I a 61 durante 2017-I. Esta reducción del IPA en una unidad muestra que dicho indicador mantuvo la tendencia negativa que se observaba desde 2015-I, como consecuencia de la reciente desaceleración económica del país.

No obstante, se logró mantener el ambiente de negocios Pyme en el rango de “buen” desempeño, lo que muestra “mayor resistencia” de este segmento en la actual fase de desaceleración (2015-2017) que en la de 2008- 2009. Regionalmente, se ratificó el menor optimismo en las percepciones empresariales observadas a nivel nacional. Así, el IPA para Medellín (64), Pereira (63), Cali (62), Barranquilla (62), Manizales (62), Bogotá (61), Cartago (60), Oriente Antioqueño (60), Aburrá Sur (57) y Cundinamarca (56) se ubicó en el plano de “buen desempeño” empresarial Pyme, mientras que en Bucaramanga (55), Buga (54) y Tuluá (53) se ubicó en el plano de “desempeño regular”.

Medellín y Pereira encabezaron el ranking regional del segmento Pyme con un IPA de 64 y 63, respectivamente, en el primer semestre de 2017. En el último año, Medellín mostró una reducción de un punto en el IPA, mientras que Pereira registró una reducción de cinco unidades. El comportamiento del IPA en Medellín contrasta con el optimismo reflejado en las expectativas de desempeño general en 2017-I (vs. 2016-I) de los empresarios de los sectores de industria (+12 puntos en el balance de respuestas positivas – negativas) y servicios (+5). Por su parte, el deterioro del ambiente de negocios para las Pyme pereiranas se debió a la reducción de las perspectivas positivas en el desempeño general de los sectores de industria (-3 puntos en el balance de respuestas) y comercio (-15).

Barranquilla, Cali y Manizales registraron valores del IPA de 62 en el primer semestre. Barranquilla y Manizales mostraron descensos de cuatro puntos frente a lo registrado un año atrás. El pesimismo respecto al desempeño económico reciente de los empresarios industriales y de servicios de las ciudades de Barranquilla y Manizales influyó en la caída del IPA. De forma similar, las perspectivas desfavorables respecto a las ventas del empresariado Pyme de los sectores de industria y comercio de Cali tuvieron fuerte incidencia en la caída de una unidad en el IPA en el último año. Bogotá fue la única ciudad que registró una recuperación en el IPA con un indicador de 61 en 2017-I (+6 puntos frente a 2016-I). Ello estuvo respaldado por el optimismo de todos los macrosectores en el rubro de ventas al cierre de 2016 y las perspectivas favorables que había hace tres meses en los sectores de comercio y servicios sobre el primer semestre de 2017.

Cerrando el grupo de regiones con “buen desempeño” empresarial se encontraban Cartago (60), Oriente Antioqueño (60), Aburrá Sur (57) y Cundinamarca (56) en el primer semestre de 2017. No obstante, dichas regiones-ciudades también experimentaron reducciones en el IPA en el último año.Finalmente, Bucaramanga (55), Buga (54) y Tuluá (53) obtuvieron los registros de IPA más bajos en el primer semestre de 2017, ubicándose en el plano de “regular desempeño” empresarial.

En el caso de Bucaramanga, esto fue consecuencia de una reducción generalizada en las perspectivas positivas de corto plazo sobre las ventas de los empresarios industriales y de servicios. En Buga y Tuluá, estos resultados son coherentes con el desplome de las expectativas de desempeño general del sector industrial, las cuales registraron caídas de -39 puntos para Buga y de -7 para Tuluá en el último año. En síntesis, el IPA mostró un deterioro en el clima económico de las Pyme a nivel regional en el último año, lo cual coincidió con lo observado a nivel nacional. Medellín fue la ciudad con el IPA más alto entre las encuestadas (64), mientras que Tuluá registró el IPA más bajo (53).

En las cuatro principales ciudades, únicamente Bogotá mostró mejoras en el indicador, ya que Barranquilla, Cali y Medellín evidenciaron deterioros. Aunque a nivel general, el segmento muestra algo de “resiliencia” en la fase actual de desaceleración, el panorama se avizora complicado en los próximos meses. Esto pues ahora Anif está proyectando un crecimiento de solo 1,8% en el PIB-real para 2017, completando dos años por debajo del crecimiento potencial cercano a 3%.