Analistas

Inflación: cierre 2016 y pronóstico 2017

GUARDAR

El Dane reportó que el mes de diciembre registró una inflación del 0,42%. Este dato resultó superior al previsto por los analistas (0,28%), aunque inferior al observado un año atrás (0,62%). Con ello, la inflación total del 2016 cerró en 5,75% (vs. 6,77% en 2015), continuando con su trayectoria descendente frente al pico del 9% anual de julio, pero sin alcanzar el pronóstico de 5,5% que tenía Anif. Con esto, el Banco de la República (BR) perdió por segundo año consecutivo el rango-meta (2%-4%) de largo plazo y, como veremos, enfrenta también una alta probabilidad de desbordarlo nuevamente al cierre del 2017.

En este comportamiento de cierre del 2016 jugó un papel sorpresivo la inflación de alimentos (7,22% vs. 10,85% en 2015), afectada todavía por el Fenómeno climático de El Niño y por el paro camionero de junio-julio.  La inflación subyacente (sin alimentos) cerró el 2016 en 5,14% (en línea con nuestro pronóstico), mostrando todavía inercia frente al 5,17% del 2015.  En este resultado incidieron la presión de costos de los importados (pass-through), aunque en menor magnitud que en 2015 (con devaluación del 11% en 2016 Vs. 35% en 2015), así como la inercia salarial resultante de haber reajustado el SML en 7% en el 2016.  

Localmente, el PIB-real se expandió al 1,9% anual en el acumulado enero-septiembre de 2016, reflejando una clara desaceleración frente al 3% observado un año atrás. Así, en medio de un complicado entorno global, el crecimiento económico de Colombia se perfila hacia 1,8% en 2016 (vs. 3,1% en 2015) y de 2,2% en el 2017.  Dicha desaceleración es un resultado “natural” del ajuste que producen los altos déficits externos, donde los faltantes de la cuenta corriente habrían sido de 4,5% del PIB en 2016 (vs. 3% del PIB en 2009-2013, antes del inicio de la reversión en los términos de intercambio en 2014). 

La reducción inflacionaria y el mayor espacio proveniente de la brecha de Producto negativa llevaron al BR a reducir su tasa repo en 25pb en su última reunión de 2016 (ubicándola en niveles del 7,5%, después del ciclo alcista de +325pb de septiembre de 2015-julio de 2016).  En cambio, el consenso de mercado recomendaba y esperaba mantenerla inalterada.

Para 2017, Anif pronostica una inflación total del 4,6%, donde la inflación básica sería del 5%, mientras que la de alimentos cerraría en 3,7%. Se tendrían presiones alcistas provenientes de: i) el incremento (de una sola vez) del IVA del 16% al 19% (frente a una inflación total del 3,5% en ausencia de ese efecto); ii) mayores costos laborales, dado el incremento del SML del 7% por segundo año consecutivo (Decreto 2209 de 2016), con lo cual se ha venido desbordando la “regla universal” ( = 5,7% de inflación del 2016 + cero en ganancias de productividad); iii) aumentos en combustibles por recuperación en precios internacionales (pronosticándose un promedio de US$56/barril-Brent en 2017 vs. US$44/barril en 2016) y los impuestos al carbono ($135/galón a la gasolina y $152/galón al ACPM); y iv) ajustes en servicios de acueducto-alcantarillado. 

Entretanto, las presiones bajistas sobre la inflación de 2017 estarían asociadas a: i) un menor pass-through cambiario, dada una devaluación esperada peso-dólar del 5% promedio anual durante el 2017 (vs. 11.2% en 2016); ii) una brecha de Producto negativa; iii) unas condiciones climáticas relativamente estables; y iv) un re-anclaje gradual de las expectativas inflacionarias.

Dado este panorama, Anif recomienda y espera que la Junta del BR reduzca su tasa repo en -25pbs en su próxima reunión, llevándola al 7,25% en enero de 2017.  Si bien se ha estrechado el espacio para realizar política monetaria contra-cíclica (por cuenta de los factores IVA y salariales, antes comentados), Anif considera que habrá espacio para reducir la repo-central en unos -150pbs a lo largo del 2017 (llevándola al 6% al cierre del año).  Dada la debilidad de la demanda agregada, es preferible actuar temprano en el 2017, con el objetivo de mantener una repo-real del 1% y así acompañar la esperada recuperación del PIB-real hacia niveles del 2%-2.5% en este año. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés