Analistas

Oportunidad para la OMC

GUARDAR

Santiago Wills Embajador de Colombia ante la OMC

La OMC enfrenta desafíos importantes en su agenda multilateral. La tendencia del comercio global en los últimos meses no ha sido alentadora, y a ello se suma el fuerte impacto que ocasionaría la crisis sanitaria del covid-19. Según las previsiones de la Organización, en el 2020 podría verse una contracción del comercio global de hasta 32%.

Adicional a lo anterior, también debido a la pandemia, la versión No. 12 de la Conferencia Ministerial, que se iba a realizar a comienzos de junio, tuvo que ser pospuesta. Es de recordar que la Conferencia Ministerial es el órgano decisorio más importante de la Organización, compuesto por los Ministros de Comercio de los 164 Miembros. Asimismo, hace unos días el Director General (DG) de la Organización, Roberto Azevêdo, presentó su renuncia al cargo de DG, que se haría efectiva a partir del 31 de agosto de 2020; un año antes del final de su término.

El escenario planteado sin duda resalta grandes desafíos para la Organización, pero a su vez, esta situación ha puesto en evidencia la importancia de la OMC y crea la oportunidad para demostrar su vigencia.

La existencia misma de la Organización y de su regulación, ha evitado que la adopción de medidas comerciales como respuesta a la crisis sanitaria lleve a una ola de proteccionismo arbitrario e injustificado. Dichas medidas - aunque en cierto modo restrictivas al comercio- se han diseñado generalmente con base en una justificación válida, enmarcadas en una limitación temporal clara y se han implementado de manera precisa. Incluso, en muchas ocasiones, cuando las medidas han dejado de ser necesarias, algunos países las han retirado de manera inmediata.

Esto, siguiendo los parámetros y flexibilidades que ofrece la regulación multilateral. De no existir estas obligaciones en el marco de la OMC, la reacción comercial hubiera podido ser discriminatoria, arbitraria y encaminada al proteccionismo, generando una consecuencia económica aún más profunda en la economía global.

Por otro lado, varios Miembros de la OMC, incluida Colombia, han utilizado este foro para impulsar mayor coordinación y cooperación en la adopción de medidas para contrarrestar el covid-19 y procurar que la recuperación económica sea más eficiente y eficaz. En poco tiempo, un número importante de Miembros hemos suscrito declaraciones políticas reforzando los principios y compromisos contraídos en la OMC, entre otras cosas, para mitigar el impacto en las cadenas globales de producción, evitar las barreras innecesarias al comercio de productos médicos, materia prima y alimentos, así como para resaltar la importancia de las Mypyme en este tiempo de crisis.

De igual manera, como explicó el mismo DG, su renuncia anticipada permitirá que los Miembros podamos adelantar el proceso de selección de su sucesor para este año, evitando sumar un proceso de alta intensidad y carga política a la agenda sustantiva del primer semestre de 2021.

Con desafíos en frente algunos verán crisis, pero otros vemos oportunidad. Una oportunidad para actuar de manera coordinada e impulsar la agenda multilateral, incluidas las importantes iniciativas de modernización y reforma del sistema. Es momento de mostrar la capacidad de esta Organización y las amplias externalidades positivas que trae su buen funcionamiento.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés