Analistas

¿Funciona la publicidad digital?

Nada más relevante que un mensaje a la medida de quien lo recibe. La evolución de las estrategias publicitarias y de mercadeo, en esta era digital, convirtieron a las redes sociales en el medio más efectivo para llegar a un consumidor que pide a gritos ser escuchado, en medio de tanto ruido.

Cuando una empresa o una marca quieren comunicar algo específico sobre su producto o servicio, buscan obviamente segmentar al máximo su público objetivo, y en ese proceso siempre afrontan el reto enorme de tratar de conocerlo y hasta prever sus reacciones.

La publicidad digital llegó para transformar ese mar de posibilidades en realidades, y con las redes sociales evolucionó al punto de convertirse en la herramienta para que las empresas transmitan sus mensajes a las personas que cumplen con el perfil requerido.

La era digital convierte al consumidor, sin duda, en un trofeo cada vez más disputado por las compañías, pues la saturación de contenidos a la que se ve expuesto pone en duda la efectividad de cualquier mensaje emitido. La pregunta entonces es ¿con qué criterio puede alguien seleccionar a qué le presta atención y a qué no, de todo lo que recibe a diario? La respuesta es sencilla: Relevancia. Si la publicidad no apunta a cada perfil específico carecerá de impacto.

Y eso que parecía ciencia ficción hace pocos años, lo materializó la red de personas que es Facebook, con una oferta única y de vanguardia, que poco a poco demostró tener a favor los factores fundamentales que los mercados, las empresas y la sociedad en general requieren: la audiencia, el mensaje y la privacidad. No en vano, estamos hablando de millones de individuos en permanente comunicación e interrelación, con comportamientos y características únicas que evidencian su actuar en esta plataforma, pero los mantiene siempre anónimos ante los anunciantes. La privacidad de los usuarios es lo que más protege Facebook, y por eso nadie tiene acceso a esa información puntual. Para este tipo de plataformas las personas son el activo más importante. Cuando una marca empieza a hablar de manera apropiada y adecuada a ese ultra segmentado público objetivo que le posibilita Facebook en la red, los resultados mejoran  y las posibilidades estratégicas en materia de publicidad y mercadeo parecen ilimitadas.

Pero es necesario para ello conocer la plataforma, tener claro que en Colombia llega a más de 20 millones de personas en un mes y que Facebook escucha permanentemente para reinventarse casi que en tiempo real, reconociendo el nuevo comportamiento de consumo a través de la interacción.

Los casos de empresas/marcas que han sido exitosas a través de esta plataforma son muchísimas. Por ejemplo, desde 2010, Facebook se ha convertido en protagonista de la estrategia publicitaria de L’Oréal Paris para el mercado de Brasil,  con un aumento en dicho mercado de casi un 80%. Otro ejemplo, es la marca de detergentes Ace que logró que la actriz colombiana Sofía Vergara fuera la imagen del producto y uno de los personajes principales de “Villa Blanca”, una ‘mini telenovela’ en Facebook. 

En todos los casos ha sido necesario para el empresario y su agencia creativa cambiar el chip y entender que la publicidad actual tiene que ser diferente para ser efectiva. Tanto así que si hoy una marca habla en Facebook pensando en sólo promoverse a sí misma, sin  entender cómo las personas hablan, obtendrá unos resultados muy limitados. Hoy existe una posibilidad inmejorable de construir las marcas y sus mensajes, enfocando sus campañas alrededor de los intereses y gustos de las personas. Esa es la publicidad del futuro en el presente y las empresas en Colombia ya cuentan con ella. Es tiempo de aprovecharla.