Analistas

Demos el primer paso

Cuando se contrasta el comportamiento de ciudadanos de países que han vivido en paz por muchos años, donde se ha construido una sana convivencia en la que coexisten el respeto, la esperanza y la confianza para avanzar por un propósito común de país; y lo comparamos con los comportamientos cotidianos de algunos colombianos que se encuentran a la defensiva, que sus palabras están armadas con un lenguaje de ataque, que la capacidad de escucha activa se ha perdido, y se ha aceptado el individualismo y el irrespeto como forma de vida; se hace evidente que se requiere transformar estas realidades para avanzar con paso firme hacia la construcción de paz.
Construir paz no es un acto político, es una decisión individual para reaprender la forma en cómo nos relacionamos y cómo nos involucramos en un proyecto conjunto llamado Colombia. Pero para alcanzar este reto se necesita de orientación de personas que sean misioneros de reconciliación, como lo es el Papa Francisco, quien con su gran capacidad de explicar de manera sencilla y cercana, nos guíe para movilizar voluntades y dar el primer paso hacia la construcción de un nuevo país.
En palabras de Monseñor Fabio Suescún Mutis, la invitación a dar el primer paso tiene un profundo significado, es dejar una situación oscura, confusa, pesimista, para abrirnos a una sociedad llena de entusiasmo y alegría, que cree en sí misma para comenzar algo nuevo. Por esto la visita del Papa Francisco, es un momento de gracia para comenzar algo nuevo y soñar en la posibilidad de transformar nuestro país. La presencia del Papa nos va ayudar a que sea posible volvernos a unir como nación, para aprender a mirarnos de manera que tengamos ojos de esperanza y de misericordia. Es lograr que la Fe se vuelva práctica en los compromisos con la sociedad y con el país.
La visita del Papa Francisco no será entendida y vivida como un evento, sino como una oportunidad para todos los colombianos de reflexionar sobre nuestra realidad y comprometernos a dar el primer paso, para que, con Cristo, podamos hacer realidad la transformación que todos anhelamos para el bien común, así lo explica el Padre Juan Álvaro Zapata.
Esta gran oportunidad que tenemos de soñar con Fe en un nuevo país implica prepararnos y comprometernos. Estamos próximos de recibir al Papa Francisco, y para ello se han previsto metodologías que propician la reflexión y repensar nuestro país a partir de valores, dignidad de la persona y derechos humanos; con el fin de generar un compromiso que promueva la responsabilidad de perdonar y reconciliarnos.
Esta preparación que se puede hacer individual, en familia o en comunidad, está orientada a través de guías de reflexión que permiten comprender que implica dar el primer paso, reavivar la fe y la caridad y hacer crecer la esperanza. Esta etapa de alistamiento busca propiciar y preparar el terreno en nuestros corazones para sembrar confianza en nuestras relaciones, paz en nuestras palabras, paz con nuestros actos, justicia en nuestras decisiones y alegría del perdón en el encuentro.
Esta invitación única y necesaria para nuestro país es un hito clave para avanzar y dar el primer paso como colombianos para construir el país que soñamos, necesitamos y anhelamos en paz.
“Una paz que no surja como fruto del desarrollo integral de todos, tampoco tendrá futuro y siempre será semilla de nuevos conflictos y de variadas formas de violencia” Papa Francisco.