Analistas

Medellín en el mundo

La inserción en la economía mundial tiene efectos saludables al interior de las empresas al ampliar el horizonte geográfico de su actividad y, por lo tanto, la visión de sus ejecutivos.  Por fuerza de los hechos, éstos deben familiarizarse con otras culturas, con diferentes prácticas comerciales y, por supuesto, con nuevos idiomas. Estos cambios conllevan la necesidad de repensar la manera de enfocar los negocios e inclusive de reinventarse. A continuación se mencionan algunos casos de actividades internacionales de empresas antioqueñas, o de origen antioqueño. 

Nutresa, por ejemplo, cuyos productos se venden en 71 países, tiene una oficina en Shanghái y es responsable del manejo de una planta de elaboración de café en Malasia, en cuyo capital accionario participa, en asociación con la multinacional japonesa Mitsubishi. Desde Dubái distribuye cafés saborizados al gusto de los países árabes.  Produce unas galletas especiales, que pueden ser consumidas durante el período de abstinencia religiosa del Ramadán, por cumplir con los requisitos islámicos para ser certificadas como Halal.

Argos acaba de adquirir una empresa cementera en West Virginia, que complementa su red de instalaciones industriales y portuarias en el sur de los Estados Unidos. Los ingresos de estas inversiones, más las de Centro América y el Caribe, ya superan las provenientes de sus plantas en Colombia. La presencia internacional en administradoras de pensiones, seguros, y, por intermedio de Bancolombia, de servicios bancarios, han convertido al Grupo Sura en una de las principales instituciones financieras latinoamericanas.

El Grupo Corona, de origen antioqueño pero con sede en Bogotá, tiene inversiones en Estados Unidos, México, Centro América y Brasil. Gracias a la innovación tecnológica, y aumentos de productividad, está logrando competir internacionalmente con la China en la producción de cerámica industrial, sanitarios y vajillas.

Las adquisiciones recientes del Grupo Éxito de cadenas de grandes almacenes en Brasil y Argentina, además de las anteriores en Uruguay, colocan a esa empresa a la vanguardia del sector retail en América Latina.

Como resultado de la inserción en la economía internacional, las multinacionales antioqueñas están generando una proporción significativa de sus ingresos en el exterior. Esto constituye un triple hedge o factor de estabilidad: se diversifican el riesgo cambiario, el riesgo país y el riesgo de oscilaciones en el ciclo económico. Adicionalmente, facilita adquirir tecnología y hacer el aprendizaje de nuevos negocios. Ése es el caso de ISA con respecto a las concesiones de autopistas y de EPM con respecto al tratamiento de agua salada y a la comercialización de energía eólica. 

Estos cambios han tenido lugar de manera gradual a partir de la apertura de la economía, habiéndose intensificado en los últimos quince años. Pasado cierto tiempo, un cambio de grado se vuelve un cambio de naturaleza. A nivel nacional, los dirigentes empresariales modernos de Medellín se han convertido en los abanderados de la estabilidad macroeconómica; de la competitividad; del apoyo a la tecnocracia y a la independencia del Banco de la República; de la lucha contra el proteccionismo y la inflación.