Analistas

Los festivos y la economía

Por estos días, la cortina de humo que sostenía las afirmaciones sobre nuestra economía ha caído. Empresas cerrando algunos días de la semana debido a que la demanda de sus productos ha decrecido sustancialmente y no les es posible sostener la carga laboral, clínicas reduciendo el número de habitaciones porque de otra manera no serán sostenibles en el tiempo y un sinnúmero de situaciones que destaparon lo que se escondía tras las optimistas afirmaciones del Ministro. Lo cierto es que todas las medidas de choque tomadas por las empresas, no son más que cuidados paliativos y es necesaria una nueva reforma tributaria que abarque con seriedad y sin intereses políticos el trasfondo de la enfermad económica del país.

Fenalco por ejemplo ha propuesto reducir el IVA de 19% a 16% durante los meses de noviembre y diciembre. Señala Botero en una entrevista realizada por un diario económico que: “Eso vale poco más de $1 billón, pero si están haciendo recortes en el Presupuesto General, pueden entregarle ese billón a los consumidores que sabrán cómo utilizarlo. Los particulares han pagado $3,6 billones por el mayor IVA y son quienes más le han metido el hombro a los ingresos con la reforma”.

La problemática no es menor, sin embargo, debemos analizar otros asuntos que aportan a que cada vez seamos menos competitivos. Nuestro país, Colombia, es la Nación con más días festivos del mundo. Luego de sancionada la ley Emiliani, los 19 festivos quedaron en su mayoría los lunes. Los días festivos implican menos comercio, menos producción y en una situación económica como la de hoy en la que las personas han perdido notablemente su capacidad adquisitiva, no refleja ningún provecho para la economía. Un ejemplo de esto son las pésimas cifras de ventas que indica Fenalco en el mes de junio. En el reinado de los días no laborales nos sigue Japón y Hong Kong, con 16 respectivamente. Países como Estados Unidos cuentan con 10 días no laborales, México, seis; y Canadá, cinco, según cifras de Proindustria. Además de nuestra “feria de feriados”, según el Consejo Nacional de Competitividad se necesitan 4,4 empleados colombianos para producir lo que un trabajador en Estados Unidos.

Es cierto que nuestras vacaciones son menores que las de muchos países, 15 días frente a 20 que tiene un trabajador en Alemania. Es cierto también y lo digo como un católico que practica con seriedad su fe, que muchos de los días hacen referencia a fiestas representativas de nuestra religión. Sin embargo, creo como bien lo indica un gran amigo empresario, que estos días están siempre en el corazón de un católico y que probablemente es más útil para la economía y para el ciudadano si en vez de 19 días no laborales, restamos a 14 y sumamos esos 5 días a las vacaciones. Los colombianos tendrían derecho a 20 días de vacaciones y de esta manera el comercio marcharía con menos estaciones en el camino y lograríamos ser más productivos.