Analistas

Observatorio económico

Indicadores económicos se mantienen débiles y ponen en alerta a los analistas y autoridades

Los indicadores económicos publicados durante la semana que terminó y los de la semana en curso, en general, sugieren que la economía colombiana continúa relativamente estancada. Respecto a la vivienda, según el Dane, en mayo de 2017, el área total aprobada para construcción tuvo una disminución de 24,7% frente al mismo mes del año pasado. La caída entre enero y mayo de 2017 frente a 2016 fue de 5,4%. Por su parte, en mayo de 2017 las ventas reales del comercio minorista también registraron una baja de 0,5%, y la reducción acumulada entre enero y mayo fue de -1,4%. Por el lado de la industria manufacturera, el Dane reporta que en mayo de 2017 la variación anual de la producción real fue de -0,6%, y en lo corrido de -1,3%. Del lado positivo se observa que las importaciones de Colombia en mayo de 2017 registraron una variación positiva de 4,0% y fueron de US$3.727,5 millones de dólares CIF.
La preocupación por el lento crecimiento de la economía en el año en curso se refleja en las minutas de la Junta del Banco de la República y en los informes de los analistas independientes tanto nacionales como extranjeros. En las minutas se destaca que la economía colombiana habría registrado una expansión baja durante el segundo trimestre, similar a lo observado durante el primero y con esto parece estarse materializando los riesgos a la baja del crecimiento para el año en curso con 1,8% como la cifra más probable. Igualmente, para el Bbva el crecimiento de la economía para el año en curso será de 1,5%, marcando una desaceleración frente al registro de 2,0% alcanzado en 2016. Por su parte, la calificadora de riesgo Fitch presentó un informe relativamente pesimistas sobre la economía colombiana y argumenta que la capacidad crediticia de Colombia podría verse presionada si el crecimiento es menor al esperado lo que puede acentuarse más adelante de consolidarse retrasos en la terminación de proyectos de infraestructura vial de cuarta generación.
Respecto a otros aspectos más estructurales de la economía, Anif sostiene que el ajuste externo de la economía que ha permitido reducir el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos se ha hecho exclusivamente por compresión de las importaciones y no por la vía de aumento de las exportaciones como sería deseable. Además, ilustra que se viene presentando una gran reducción de la inversión extranjera directa. Ambos resultados son sintomáticos de la fuerte desaceleración que presenta la economía colombiana. Por su parte, los retos y perspectivas de petroleras son preocupantes.
El principal problema de Ecopetrol es que tiene pocas reservas y que, por tanto, es fundamental la explotación de Yacimientos no Convencionales, YNC, pues si no hay explotación de YNC será difícil tener autosuficiencia petrolera para mediados de la próxima década. Del lado fiscal la noticia más sobresaliente estuvo relacionada con la objeción muy acertada por parte del gobierno de dos leyes que amenazaban con desequilibrar las finanzas públicas. Una por el cual se reducía la cotización mensual el régimen contributivo de salud de los pensionados, y otra que establecía una reducción de semanas para que mujeres accedan a pensión. En fin, los indicadores de la economía se mantienen débiles y ponen en alerta a los analistas nacionales e internacionales y a las propias autoridades económicas nacionales.