Analistas

Noticias económicas de América Latina

GUARDAR

Estas últimas semanas han traído noticias negativas para las economías de América Latina. Lo más complejo ha sido, sin duda, el anuncio del presidente Trump de proceder a la construcción del muro entre los Estados Unidos y México, y su propósito de establecer una sobretasa a las importaciones provenientes de México hacia ese país del 20% para financiar la obra. Casi simultáneamente, el primer mandatario de los Estados Unidos procedió a sacar a su país del acuerdo de comercio entre los países del Pacífico denominado TTP y a plantear la urgencia de renegociar el Tratado de Comercio entre los países de América del Norte conocido por su sigla en el inglés como el Nafta. Estas medidas auguran un crecimiento económico mucho más reducido para México y una creciente incertidumbre sobre el impacto adverso de la política comercial de los Estados Unidos sobre los otros países de la región.

En Chile, a la acentuada desaceleración de la economía registrada en los últimos meses y que llevaba a pronosticar un crecimiento anual cercano al 2% para el 2017, se sumaron los problemas de los desastres naturales. Como ha sido difundido en la prensa, allí han venido ocurriendo una serie de incendios a causa de la sequía y posiblemente también por manos criminales que han acabado con cerca de un millón de hectáreas de bosques y de cultivos con impacto adicional negativo, aunque todavía no cuantificado, en la tasa de crecimiento de la economía. Por su parte, los pronósticos económicos adversos también provinieron del Perú, que ha sido el país de América Latina que ha venido registrando las mayores tasas de crecimiento con baja inflación y equilibrio en las finanzas públicas. 

En efecto, en estos días el Ministerio de Economía y Finanzas ha rebajado su pronóstico de crecimiento de 4,8% a 3,8%.  Esta situación se atribuye, según los analistas, a una desaceleración del consumo privado y a un freno muy acentuado en la inversión pública. En el Perú, el fenómeno de corrupción en las obras de infraestructura originados en los sobornos por parte de la firma brasileña Odebrecht han sido mucho más acentuado que en Colombia. Algunos analistas de ese país como Apoyo Analista plantean que la desaceleración de la economía podría ser aún más acentuada y estima que será, en el mejor de los casos, un 3,3%. 

En Colombia, la mala noticia tuvo que ver con las cifras de desempleo. Se dieron a conocer, por parte del Dane, los datos y se ratificó que la tasa de desempleo abierto viene en aumento como resultado de la desaceleración de la economía, aunque se mantuvo a niveles de un dígito. Quizás lo más destacable en estas últimas semanas fue la decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de mantener inalteradas las tasas de interés, no obstante la desaceleración de la economía y el aumento del desempleo. 

Esta decisión, que se dio durante la primera reunión del nuevo Gerente del Banco de la República, sorprendió un poco a los analistas que, en su mayoría, estaban esperando un recorte en la tasa de intervención del Banco. La decisión se puede entender como una concesión y un apoyo al nuevo Gerente quien venía argumentando, en sus primeras declaraciones públicas, que todavía no estaban ancladas suficientemente las expectativas de inflación y que debía actuarse con prudencia. La rebaja de las tasas es una cuestión de tiempo y posiblemente comience a darse en una de las próximas juntas del Emisor.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés