Analistas

Las proyecciones económicas del marco fiscal

El Ministerio de Hacienda dio a conocer el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) de 2016. Al respecto, cabe recordar que la obligación de preparar y publicar anualmente un Marco Fiscal surgió de la Ley 819 del 2003, de Responsabilidad Fiscal, aprobada durante la administración Uribe Vélez, y que tuvo el objetivo de hacer la política fiscal más predecible y creíble. El Marco Fiscal se complementó con la regla fiscal estructural aprobada durante la primera administración Santos Calderón. En este artículo se da énfasis a las proyecciones presentadas en el MFMP para los años venideros sobre las cuales se sustenta el programa. 

En términos del crecimiento anual de la economía, el Marco Fiscal estima que la tasa anual de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) para el año en curso será de 3% y pronostica que la expansión de la economía se acelerará en los años venideros hasta alcanzar 3,9% en el 2018 y 4,6% para fines del decenio. Estas proyecciones de la actividad económica son ligera, pero sistemáticamente más optimistas que las previstas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe anual publicado hace algunas semanas.

En cuanto hace a la inflación interna, medida en términos del incremento anual en el índice de precios al consumidor (IPC), sucede exactamente lo contrario. En este caso, el FMI prevé que la inflación en 2016 y 2017 será inferior a la proyectada por el MFMP, pues la estima en 5,6% para este año frente a 6,5% por parte del gobierno, y para 2017 en 3,3%, frente a 4% en el MFMP. En ambos documentos se predice que la inflación convergerá al 3% anual previsto en la meta de la Junta Directiva del Banco de la República a partir de 2018. 

Los dos informes también suponen que a partir de este año se dará una apreciación de la tasa real de cambio, siendo la revaluación proyectada más acentuada inclusive en las proyecciones del Marco Fiscal, el cual supone que inclusive se presentará una ligera apreciación nominal de la moneda. Por último, cabe hacer referencia a la evolución futura del déficit de las finanzas públicas del gobierno nacional. Sobre este, las previsiones del Marco Fiscal y del Fondo Monetario coinciden en gran medida, aunque es cierto que el Marco Fiscal parte de un déficit mayor en 2016, que estima será de 3,9% del Producto Interno Bruto frente a 3,6% por parte del FMI. Ambos informes, no obstante, estiman que el déficit fiscal respecto al PIB se reducirá a 2,7% del PIB en 2018 y continuará su senda descendente hacia  1,8% para fines del decenio. 

Donde sí aparecen diferencias significativas en las previsiones de los dos organismos resulta ser en las proyecciones de los precios del petróleo. Mientras el Fondo Monetario contempla que estos se mantendrán cercanos a los US$50 el barril hasta fines de la década, el Marco Fiscal pronostica que estos continuarán una senda ascendente ininterrumpida. Proyectan que pasarán de un promedio de US$42 por barril en el año en curso a US$60 en 2018 y US$70 en  2020. De no darse esta evolución, el ajuste fiscal tendrá que ser más acentuado que lo previsto en el Marco Fiscal. Esta situación requeriría un mayor ajuste del gasto público o la necesidad de incrementar los ingresos fiscales en los próximos años más de lo sugerido en el Marco Fiscal y por La Comisión de Expertos Tributarios.