Analistas

La coyuntura económica mundial

GUARDAR

Los sucesos y temas económicos de Grecia, Ucrania, China y Estados Unidos han sido los más destacados en esta semana. Sobre Grecia la visión predominante sugiere que con anterioridad a las elecciones recientes, el panorama parecía mejorar, tanto en lo relacionado con la recuperación de la actividad económica, la situación fiscal y la balanza de pagos. Hacia fines del 2014 las negociaciones con la Troika representada por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, no obstante, tendieron a estancarse. Pero el problema mayor surgió a raíz de las elecciones y la entrada de un nuevo gobierno sin experiencia alguna en los asuntos del Estado. Se dice que su contacto con la realidad económica de su país y con las condiciones y exigencias de los países europeos fue dolorosa, pero que las nuevas autoridades cada día lucen más realistas. El acuerdo de cuatro meses va por buen camino y se espera que el nuevo programa económico se desarrolle con plena normalidad y se evite el retiro de ese país de la zona euro.

El caso de Ucrania parece mucho más complejo por sus interrelaciones comerciales con Rusia. Es muy claro que ese país requiere de un apoyo financiero significativo por parte del Fondo Monetario Internacional y que los requerimientos financieros podrían ascender a US$40.000 millones. Ademas, sería conveniente lograr un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. En este caso, el problema es esencialmente político y tiene que ver con la neutralidad que debe establecer Ucrania frente a sus relaciones políticas y comerciales tanto con Rusia como con la Unión Europea. Los expertos hablan de la búsqueda de una combinación ideal de sanciones económicas de Europa y Estados Unidos a Rusia, unidas a acciones diplomáticas de acercamiento como medidas indispensables. En cierto sentido, el futuro económico de Ucrania está por fuera del manejo de sus propias autoridades.

Sobre la China, se discute, de una parte, qué tan severa puede ser la desaceleración de su economía en los años venideros. De otro lado, se reconoce que se vienen dando pasos acelerados para integrarse a la economía mundial. En lo relacionado con el comercio exterior se considera que su decisión de liberalizar el comercio mediante la adopción de listas negativas es un gran paso adelante. Las listas negativas significan que, en principio, se pueden comerciar abiertamente todos los productos, salvo aquellos que están expresamente señalados en las listas negativas. Por lo demás, se observa una gran penetración de la inversión extranjera de la China en todos los países del mundo, incluyendo los Estados Unidos.

El último tema económico se refiere a las audiencias de la gobernadora de la Reserva Federal, Janet Yellen, ante el Congreso de los Estados Unidos. Ella dio especial énfasis a la recuperación de la economía Americana y destacó la caída en los índices de desempleo como logro particular. También manifestó que la intención del Comité de Operaciones de Mercado Abierto es efectivamente proceder en un futuro cercano a comenzar a ajustar hacia arriba las tasas de interés, aunque dejó claro que no sería una decisión muy inmediata. También resaltó, como riesgo, que las otras economías avanzadas, particularmente de Europa, no venían registrando la recuperación esperada y señaló también como un aspecto de gran trascendencia mundial la caída en los precios del petróleo, lo que, en el caso particular de los Estados Unidos, se traduce en un estímulo más al crecimiento de la economía.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés