Analistas

Síndrome del Youtuber

Después de la muy interesante situación ocurrida en la pasada Feria del Libro en Bogotá, en la que varios Youtubers se la tomaron queda por analizar el actual contexto de las nuevas generaciones. 

Hace algunos años cuando no existía el internet, muchos debieron ir a las bibliotecas de colegios, universidades o de la ciudad a buscar información relevante sobre cualquier tema de interés. La llegada del internet fue una verdadera revolución porque, no solo se cuenta hoy con información de primera mano sino que también existe un exceso de contenidos, algunos de ellos de mucho valor y otros que caen en la categoría de basura. Todas las generaciones, sean millennials o no, tiene un gran reto, filtrar la información basura de los contenidos de alto valor. 

Youtube cuenta hoy con más de 1.000 millones de usuarios que día a día navegan por las redes en estos canales, a lo que he llamado Síndrome del Youtuber, por lo cual se debe analizar el contenido de los millones de canales de Youtube. En Youtube encontramos cualquier tipo de contenido, desde cómo hacer alguna cosa, lo cual puede resultar muy interesante para las personas que necesitan conocer el tema de que se trate de forma fácil y rápida, hasta investigaciones, libros en video, formas innovadores de pensar y, otro tipo de contenidos que no pueden ser catalogados más que como clips para pasar el tiempo ocioso. He podido percibir que en el momento en que se supo que se pueden obtener ingresos por medio de videos en Youtube muchas personas, por el afán de hacerse famosos o conseguir dinero, vieron esto como la puerta fácil hacia ese fin. 

El tema entonces sobre el que quiero reflexionar es si existe finalidad, misión u objetivo en dicha labor. He visto que muchas personas que inician sus proyectos de emprendimiento o ideas, con el único fin de conseguir dinero, pero si su “Gran” idea no es acogida por el público, dejan botada la iniciativa en el camino y acto seguido deciden abrir el canal de Youtube, porque creen que es la forma más fácil para conseguir el tan anhelado dinero. 

Me pregunto: ¿Es entonces Youtube un canal de contenidos de valor o un lugar al que llegan aquellos que vieron frustrada su idea de negocio? Y la respuesta es que allí tienen cabida las dos situaciones. Por ello, es de valorar el trabajo de aquellas personas que están dedicando horas enteras a pensar cómo traducir información compleja a una versión sencilla accesible a todo público en formato video. 

El formato video ha ayudado a acercar la información a aquellas personas que no leen.

Pero, tenemos el segundo grupo: youtubers que han dedicado horas de su vida a compartir videos que no aportan valor a la sociedad o que dejaron botadas sus ideas y emprendimientos para conseguir dinero fácil, y aun así tienen millones de seguidores. El presente artículo tiene como finalidad hacer un llamado a este último grupo. 

De la manera que, si usted es de los que tenía un emprendimiento o idea y lo dejó en el camino porque no funcionó y esa fue la razón para abrir el canal de Youtube, quiero recordarle que las ideas son las que cambian el mundo, pero no hay ideas que se puedan llevar a cabo al mundo real, sin planeación o ejecución. Ninguna empresa que lleve más de cinco años en el mercado y sea exitosa lo logra sin disciplina, así que no se deben dejar procesos abiertos, los emprendimientos y las ideas de las nuevas generaciones son las que llevarán a generar los cambios positivos que necesitamos, pero para ello se requiere mucha disciplina.    

Por otro lado, para los que tienen millones de seguidores: La responsabilidad es muy grande. En un mundo en el que existe exceso de información y en la que los filtros son importantes, tienen la responsabilidad de ser un punto de referencia positivo, innovador y creativo para que tengamos un mejor país. Sus seguidores creen en su intuición, así que es vital que el liderazgo con el que han revolucionado el mundo sea focalizado en crear y construir. Contamos con Ustedes.