Analistas

Artículo sobre Bain generó controversia

De acuerdo con un informe del Washington Post publicado el mes pasado, Bain Capital controlaba compañías que se especializaban en llevar trabajos estadounidenses a países con menores salarios cuando el Sr. Romney, el presunto nominado presidencial republicano, manejaba la firma privada de inversiones.

"Aunque Bain no era un actor importante en el área de la tercerización", escribió el reportero Tom Hamburger, "la firma privada de inversiones estuvo involucrada al principio, en momentos en que la salida de puestos de trabajo estadounidenses estaba empezando a acelerarse y cuando nuevas compañías estaban emergiendo para facilitar este flujo de empleo".

Hamburger continuó: "Bain jugó varios papeles para ayudar a estas compañías de tercerización, invirtiendo capital de riesgo para que pudieran crecer y aportando asesoría administrativa y estratégica".
El informe ha resultado problemático para el Sr. Romney porque durante la campaña en repetidas ocasiones ha criticado la tercerización. Adicionalmente, ha prometido que, de resultar electo, contendría el flujo de puestos estadounidenses a naciones de salarios bajos como China.
Las autoridades de la campaña de reeleccióndel Presidente Barack Obama han citado el artículo del Post en sus ataques contra el historial del Sr. Romney como empresario y han lanzado anuncios de televisión que sugieren que el Sr. Romney sería "director de tercerización" en caso de resultar electo.

La campaña del Sr. Romney ha negado vigorosamente que Bain haya enviado puestos del trabajo al exterior y, a través de una declaración, dijo que el artículo era "una historia fundamentalmente defectuosa".
Además de exigir que The Washington Post se retractara públicamente del artículo (los editores se negaron y apoyan el informe), la campaña de Romney acusó al Sr. Obama de engañar a los votantes a través de anuncios comerciales.
Algunos comentaristas han sugerido que la ofensiva lanzada por el Sr. Obama está funcionando. "La intensidad de la reacción del Sr. Romney ante el artículo del Post sugiere que la campaña cree que los ataques podrían ser eficaces en lo que respecta a presentarlo como un ejecutivo empresarial que permitió que se perdieran puestos de trabajo estadounidenses enviándolos a otras naciones", escribió Michael Shear en un análisis para la versión en Internet de The New York Times.